ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Nación

UPB se retractó tras acusar a mujeres de provocar

Después del comunicado que emitió la Universidad Pontifica Bolivariana de Medellín, UPB  en el que se refirió hacia el tipo de vestimenta que debería utilizar las estudiantes para evitar provocaciones a los docentes y compañeros, esto poco después de un altercado entre dos estudiantes, quien el alumno levantó la falta a su compañera y la empujo.

Ante esto, la división de opiniones no se hicieron esperar, y la situación causó polémica entre las alumnas del campus, argumentado que las mujeres no son las responsables de la agresión o acoso sexual por parte de hombres “machistas”.

En el comunicado, la UPB le indica al estudiantado cómo vestirse de acuerdo al clima y la ocasión en la institución: “Trata de usar ropa discreta, no hay nada más incómodo que distraer la atención de tus compañeros de clase y profesores”.

Opiniones:

Ante esto, Laura Isabel Muñoz, integrante del Centro de Estudios Género, Mujer y Sociedad de la Universidad del Valle, manifiesta que este tipo de comportamientos agresivos hacia la mujer se ha ido naturalizando por los individuos en los diferentes ámbitos sociales.

“Cabe resaltar que esto más que culpa de un género u otro involucra a todos los individuos, porque todos estos actos corresponden a una tradición machista que se ha naturalizados por la sociedad.

“Estos actos están muy arraigados en las relaciones de pareja, en el espacio académico y laboral, el patriarcado es algo inherente a las sociedades en la que a pesar de diferentes intentos por erradicar esta práctica, aún sigue en el imaginario social”, expresa Muñoz.

Por su parte, Estaban Ortiz, fisioterapeuta, señala que la vestimenta de una mujer no significa provocación y no es aceptable que un hombre, con este argumento, justifique su accionar con el ánimo de tocar, insultar o agredir a una mujer en sus intentos de acoso sexual.

“Para que se considere una provocación tiene que haber una señal más directa por parte de la mujer, de modo que le insinúe algo, pero la ropa no habla. Estas acciones machistas lo que representan son una mala educación y egos masculinos”, explica Ortiz.

Asimismo, Angélica Bohórquez, estudiante de la Universidad del Valle, expresa que se debe dejar en libertad la construcción de identidad propia del individuo, y la vestimenta de la mujer es un acto represivo frente a la identidad individual.

La estudiante indica que: “La forma de evitar este tipo de violencia no es cambiar el modo de vestir, se debe educar a los hombres que no deben reaccionar frente a una mujer porque esté mostrando piernas. Son estas formas las que se debe erradicar del pensamiento de la sociedad”.

La UPB habla:

Frente a estos hechos, los estudiantes del plantel educativo que emitió el comunicado, expresaron su inconformidad respecto a la posición que en su momento asumió la universidad, sin embargo, a través de una campaña de comunicación por medio de las redes sociales con el hashtag ‘#UPBEnfalda’, el estudiantado buscaba que la universidad se retractara de lo dicho.

Realidad 360 dialogó con Virginia Petro De León, representante estudiantil de la UPB, quien manifestó que el anuncio del presbítero Julio César Ceballos, rector de la universidad, fue un acierto que logra contrarrestar lo sucedido, pues lo que menos querían las estudiantes era que se siguiera culpabilizándolas frente a estas agresiones.

“Lo que buscábamos era que el rector hablara, que se disculpara y aceptara el error. Lo que menos queríamos era que se nos fuese a seguir culpabilizando, asumiendo que todo lo habíamos mal entendido como en un principio lo dijeron”, puntualizó la estudiante.

Asimismo, señaló que tanta presencia a través de las redes sociales, permitió que el caso se diera a conocer y que inmediatamente se retractaran:

“Al principio sentíamos mucha indignación, mucha tristeza porque estar estudiando en una institución que se expresa de esa manera, pues es una decepción. Por esto, estuvimos convocando a la gente en las redes sociales para rechazar este tipo de actos, y cuando hay un grupo organizado, estas iniciativas generan presión”.

Virginia asegura que el comunicado no entra en vigencia como régimen para los estudiantes, y que lo que se espera es aprovechar todo lo sucedido para que la universidad tome medidas en las que se hable acerca del empoderamiento femenino, de la importancia que tiene la mujer en la sociedad, además de educar a los hombres sobre el respeto a sus compañeras.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top