Informe Especial

Real Madrid, camino a la leyenda del fútbol mundial

Si hay un equipo que tenga un ADN histórico de ganador es el equipo español Real Madrid. Hay quienes dicen que los que llegan allí –jugadores, técnicos, hinchas- cargan un magnetismo especial para lograr lo más importante del mundo. Y no es de ahora, sino de hace 116 años, una edad mayúscula en el fútbol.

Esta semana, el equipo del francés Zinedine Zidane logró llegar a una tercera final consecutiva del torneo más importante de clubes del mundo: la Champions League. Y si la gana –tiene que enfrentar al Livepool el 26 de mayo en Kiev (Ucrania)- obtendría el triplete, una especie de triple corona en los mismos años; algo fantástico.

A eso se suma que el club merengue –como se le conoce en España- ha ganado tres Champions en 5 años y esta sería su cuarta victoria, tres de ellas consecutivas. En 2014, ganó bajo el técnico Ancelotti, mientras el 2016 y 2017, con la conducción de Zidane. Ya se da por un hecho la victoria en menos de un mes.

“Olvidemos las polémicas: el Real Madrid es un equipo de alta jerarquía, con un ADN ganador que tiene años de estar impregnado en el club así que lo hace imbatible en instancias finales. Será imposible que pierda; tiene un fútbol de otro nivel, es estratosférico”, analiza Justo Bolívar, un aficionado al fútbol.

Una base de hace 5 años

Hay cuatro jugadores que al día de hoy siguen manteniendo un alto nivel no solo por titularidad, sino por su liderazgo y que de seguro en 50 años se seguirán hablando de ellos. Son el portugués Cristiano Ronaldo, el croata Luka Modric, el español Sergio Ramos y el francés Karim Benzema.

Ronaldo –cinco Balón de Oro- es el líder adelante del equipo desde el 2009 cuando llegó al club. Modric, un volante ofensivo exquisito, ha sido el jugador que mejor se mueva en la mitad del campo de juego. Ramos, el que más juego tiene con el club, es el jefe de la defensa, alguien irremplazable. Y Benzema es el acompañante perfecto de Cristiano adelante, anotando goles.

Otros que han estado y se consolidaron o bajaron su rendimiento con el tiempo son: el central francés  Raphaël Varane y el galés Gareth Bale. Otros serían el brasilero Marcelo, suplente en la final de 2014, y el español Isco Alarcón, quien ha estado de suplente dos de cuatro finales.

Pedro Bustamante, analista web, anota “que hay una base construida ayuda mucho, pero no solo eso se necesita porque no se puede olvidar la continuidad, el respaldo a los jugadores y el ambiente al interior del club. A eso se suma un técnico persuasivo que sabe leer a los jugadores y a los equipos”.

Zidane, un técnico de camerino

Si hay alguien que sepa de fútbol es Pep Guardiola y José Mouhrino, pero de camerino y vestuario Zidane lleva la delantera. Más allá de ser jugador, el francés tiene mística entre las estrellas del club y hace que sus dirigidos lo vena poderoso, único e irrepetible. De allí su éxito: le tienen confianza y lo respaldan.

Su base de jugadores, desde hace tres años, es casi la misma: el arquero costarricense Keylor Navas, Dani Carvajal, Raphaël Varane, Marcelo, Carlos Casemiro, Tony Kross, Isco Alarcón y los tradicionales Cristiano Rolando, Modric, Bale y Benzema. Otros que suman: Lukas Vásquez y Marco Asencio. Es decir, no sobrepasa los 15 jugadores de su confianza.

“No se necesita ser un Arrigo Sacchi, es decir, saber de mucho fútbol. Se necesita hoy saber de camerinos, de vestuario, de maniobrar egos de estrellas del fútbol. Allí, creo, está el punto de quiebre para alcanza el éxito. No se necesita tener un título de Harvard, sino imaginación, tacto”, dice Alfredo Muñoz, analista de fútbol.

Zidane, quien está en el Real Madrid como técnico desde el 4 de enero de 2016, sueña con un el triplete, algo soberbio en un técnico sin mucha experiencia en la dirección técnica –antes fue del Real Madrid Castilla- y solo con la experiencia como jugador de culto y Campeón del Mundo en Francia 1998.

Está cerca de lograr el triplete, mostrar que el Real Madrid es más que un club histórico como alguna vez imaginó el gran Di Stéfano, quien como jugador ganó cinco Copa de Europa (1956, 1957, 1958, 1959, 1960) con tres técnicos diferentes. Nadie sabe si Zidane lo alcance, pero ya es un histórico de este equipo que tiene un ADN temible que puede con todo.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sixteen − 14 =

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

five × 1 =

Ir a Top