ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Cali

Pacientes de pediatría del HUV tienen terapias asistidas con caninos

Caminando en cuatro patas y vistiendo sus pomposos trajes peludos llegaron nuevos visitantes al Hospital Universitario del Valle (HUV). Así, como ‘perros por su casa’, ellos rompieron con la rutina de los pacientes más pequeños y le cambiaron la cara a más de uno.

Ayer, ‘Soñador’, un Golden Retriever, llegó luciendo su suave melena en compañía de la risueña ‘Mocha’, de rizos perfectos y color chocolate, y se sumó ‘Ion’, un Border Collie de ojos saltarines. Todos tenían el mismo propósito: ayudar a los niños de pediatría a través de las nuevas terapias asistidas.

“Está científicamente comprobado que la terapia con mascotas contribuye a una menor estancia hospitalaria, mejoramiento del estado de salud de los pacientes y, sobre todo, a una adaptación y adherencia a los tratamientos que requieren”, explicó Jefferson Ocoró Montaño, director (e) del HUV.

Las visitas de estos peluditos son los jueves y se enmarcan en el programa de ‘Actividades Asistidas con Animales Junior Alegría’ que implementó el HUV, una de las estrategias para “humanizar” más los servicios que presta.

Sandra Aristizábal, quien lidera la Fundación Pazos, que realiza las actividades del programa, contó que todos los perros están entrenados para asistir y que ya hay 5 que pueden ingresar al HUV.

“Estaremos en Pediatría comenzando con un perro y se cambiará cada semana para crear expectativa en los niños. Habrá ocasiones en las que más perros asistan”, expresó Aristizábal, quien trabaja con la simpática ‘Mocha’.

Agregó que “la terapia canina les da a los pacientes alegría en su estadía, además los niveles de dolor bajan y las endorfinas suben, mejorándose más rápido y habría más rotación de pacientes”.

Entre besos, abrazos y cuentos, ‘Soñador’, ‘Ion’ y ‘Mocha’ se dejaron mimar por los niños que participaron en las actividades y que, por un momento, se olvidaron del por qué están, en el HUV.

“Es evidente que la ansiedad disminuye y hasta el empoderamiento de su enfermedad mejora y el del tratamiento, las defensas mejoran y están mucho más felices”, anotó el coordinador del área de Pediatría del HUV, Juan Pablo Restrepo.

Con anterioridad a implementar el programa se indagó en el estado de cada paciente para conocer quiénes podrían recibir a los peluditos. El pediatra Restrepo anotó que hay unas pequeñas restricciones con los pacientes.

“Sobre todo con los que tienen alergia directa al pelo de los animales y que ya sabemos, y los niños que tienen inmunocompromiso, o sea que tienen bajitas las defensas, el resto de los niños que estén acá podrán disfrutar de las actividades y terapias”, explicó el pediatra Restrepo.

El HUV es el primer hospital de la región en implementar estas terapias e institucionalizarlas, y trascenderán del área de Pediatría para escalar a los pacientes adultos y a los de cuidado intermedio.

Mientras tanto, ‘Soñador’, ‘Ion’ y ‘Mocha’ seguirán siendo los consentidos de los niños para los que, muchas veces, una pasta para el dolor no basta y lo que hace falta es una buena dosis de diversión, pelos frondosos y 4 patas.

 

 

 

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top