Nación

Las víctimas del atentado al Club Nogal exigen el perdón y la verdad

Uno de los hechos más relevantes que marcaron la historia del conflicto armado en Colombia, este martes cumplió 14 años.

El 7 de febrero del 2003, a las 8:15 de la noche, un carro bomba cargado con 200 kilos de dinamita explotó en el cuarto piso de los parqueaderos del Club Nogal y dejó 37 muertos y 198 heridos.

Bertha Lucía Fríes Martínez, líder de las víctimas del atentado, en diálogos con Timochenko, Iván Márquez y Enrique Santiago, abogado de la guerrilla han discutido sobre la ceremonia que, según Fríes, se pensaba desde el principio como  un evento público para pedir perdón por los daños causados a los ciudadanos.

El acto tubo como finalidad que las Farc demostraran su voluntad de reconciliación y reparación de víctimas por el atentado Club Nogal, así mismo como se realizó con la masacre de Bojayá y el asesinato de los diputados del Valle. Además, Fríes ha hecho un gran esfuerzo, para que el papa Francisco participe del evento.

Jenny Marcela Trejos, abogada y maestrante en Derechos Humanos y Cultura de Paz de la Pontificia Universidad Javeriana de Cali, opinó respecto al proceso de reparación en el contexto del proceso de paz que se lidera en Colombia y expreso qué, “han de tenerse en cuenta, primero que las víctimas tienen distintas medidas de reparación y la mayoría piden una reparación integral, es decir, que se reparen esos dolores que se causaron, a través del perdón. Además del daño, económico que se ha generado. Entonces, para mí la responsabilidad estatal y la responsabilidad de quienes materializaron el daño es evidente”

“En cuanto a la reparación de victimas es importante que ellos entiendan que en ni el estado ha tenido toda la responsabilidad, ni los victimarios. Que cada uno vive una historia con un pasado también de violencia, que muchos victimarios son víctimas. Entonces, empezar a analizar esos contextos e integrar a las víctimas en el proceso de reincorporación es también un proceso de educación.” Agregó Trejos.

Por otra parte, Fríes no quiere que sigan pasando los años y los 40 trámites que hacen parte del proceso de reparación de víctimas no se resuelvan. Y que, sin duda, es notoria la culpabilidad tanto del Estado y la guerrilla, por lo tanto, su inteción era que saldaran sus cuentas con las víctimas del atentado.

Asimismo, la Unidad de Víctimas donóuna placa, que conmemora a los afectados, nombre por nombre, la cual será ubicada en el lugar asignado por el alcalde de Bogotá Enrique Peñalosa, se estima que sea enfrente del Club.

En una entrevista con el periódico El Espectador, Fríes dijo “El interés (de las Farc) de llegar a acuerdos con las víctimas. Sentí que tenían interés de escuchar. A mí me oyeron en privado por seis horas. Y de entender qué les pasó a las víctimas y a sus familias (…) Son cicatrices muy fuertes y tener esa posibilidad de contar la historia de esas víctimas, sus deseos de ser reparadas, hace sentir el interés de ellos por ofrecer verdad.” respecto a los diálogos con la guerrilla.

“En cuanto a la reparación de victimas es importante que ellos entiendan que en ni el estado ha tenido toda la responsabilidad, ni los victimarios. Que cada uno vive una historia con un pasado también de violencia. Que muchos victimarios son víctimas. Entonces, empezar a analizar esos contextos. Integrar a las víctimas en el proceso de reincorporación en el proceso de reparación es integrarlas también en un proceso de educación donde de comprenda que hablar del estado es también hablar del pueblo.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

fourteen + 14 =

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

twenty + eight =

Ir a Top