ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Opinión

La generación Yolo o ‘solo se vive una vez’

Por Samie Rojas

Yolo traduce ‘solo se vive una vez’. Cuando hablan de los ‘Millennials’ se refieren a las personas nacidas entre 1985 y 1994, y se les conoce como la generación más incomprendida de la historia según la revista Forbes. Los estándares de felicidad son bastante altos, pasando por fases laborales que podrían compararse con las fases de una relación sentimental; comienzan ambicionando el trabajo perfecto, ese que Hollywood se ha encargado de enmarcar en las comedias románticas. Con tiempo libre para viajar por el mundo, sueldo que permite comprar la taza de café extranjero que incluye una frase diaria que, aunque falsa, es motivacional y combina con una oficina llena de ‘post it’.

Ese trabajo soñado no tiene horarios, de hecho, es usual ser “el propio jefe” y tener tanto dinero como para gastar en viajes y tecnología, pero no para invertir, porque esta generación es libre y no tiene ataduras de ninguna índole.

En esta generación hay poco espacio para el amor convencional y se opta por diferentes tipos de relaciones en las que el compromiso es algo del pasado porque el amor es cíclico y no dura: “hasta que la muerte los separe”.

Por otra parte, los hijos de esta generación son cada vez más escasos. A nivel mundial la población crece una media de 12 personas por cada 1.000, pero existe baja natalidad. En Bogotá, por ejemplo, según las cifras de un informe de El Tiempo, hay más adultos mayores que adolescentes, esto se debe a que las mujeres cada vez tienen los hijos más tarde y los hogares se han reducido.

Es evidente que el individualismo es cada vez más notorio en esta generación, esto se debe a que necesitan sentirse estimulados todo el tiempo, de lo contrario, sentirán que su vida no está completa y renunciarán a sus trabajos; crearán sus propias empresas, lo que hoy se conoce como ‘emprendimientos’ porque los empleos en las instituciones no cumplen sus expectativas de realización profesional.

Un estudio del Centro de Estudios sobre Desarrollo Económico de los Andes reveló que entre los problemas de productividad que tiene el país está la gran cantidad de pequeñas empresas, sumado a sus limitaciones para crecer. En otras palabras, la creación de pequeñas empresas en nuestro país ha generado un problema de producción gracias a la excesiva motivación que ha dado inicio a este tipo de emprendimientos.

Esta es una generación que vivió con internet y todo lo que esto representa. Los mensajes de texto a través de aplicaciones poco a poco fueron reemplazando las llamadas de voz y el contacto con el otro. Este comportamiento sigue resaltando que la inmediatez es la base de todo, que el aquí y el ahora es lo que importa tal como lo dice una de las frases más usadas por los ‘millennials’ “Yolo: You only live once” (solo se vive una vez) y esa vez es ahora”.

En otras palabras, las redes sociales fueron hechas por y para ‘millennials’, principalmente, pero poco a poco fueron convirtiéndose en una necesidad para todas las generaciones. Hoy son parte fundamental de las compañías, funcionan como filtro para acceder a nuevos empleos partiendo de que hay una fuerte relación entre lo que se muestra en una red social y el reflejo de la vida real.

Por otra parte, las redes sociales, la tecnología y la era digital han permitido que se creen nuevas alternativas laborales como el ‘freelance’ o trabajar desde casa. Muchos son los profesionales que se suman a esta nueva modalidad de empleo que nace cuando las empresas dejaron de ofrecer oportunidades laborales bien remuneradas.

Así mismo, es usual ver a profesionales de todas las aéreas ampliando su experiencia trabajando de manera independiente y hay quienes se aventuran a decir que ese es el futuro, aunque esto incluya la inestabilidad económica de quien lo ejerza. Sin duda, los ‘millennials’ apelan a liberarse de la opresión de los jefes, de aquella relación laboral vertical en la que la opinión individual no tenía ninguna validez. Los nacidos en entre 1985 y 1994, llegaron para no conformarse y para seguir innovando, generando inquietudes y necesidades y sobre todo, llegaron para romper con los estereotipos de cualquier clase y construir nuevos modelos de familia, llegaron para trabajar por lo que desean haciendo un equilibrio entre los sueños y el esfuerzo que cuesta realizarlos.

 

 

 

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top