ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Informe Especial

Informe Especial: Marihuana Creepy

El Creepy  es una alteración genética de la marihuana realizada con el fin de que sus efectos duren más tiempo, y en el mercado se puede conseguir de  varios tipos tales como rosa, azul y morada esta última también llamada blueberry. Se clasifican según los efectos que producen.

Debido a que en el Creepy el contenido de tetrahidrocannabinol (THC), sustancia que causa reacción relajante es muy alto, el consumidor siente el efecto de la marihuana común aumentado cinco veces. Además, su consumo altera la percepción, produce apatía, trastornos de pánico e ideas suicidas.

La Cripa (como la llaman los consumidores), no sólo tiene un efecto más potente, sino que también tiene un sabor más agradable y al fumarla emite un olor mucho menos delatador, afirma Irma Lopera*, quien lleva varios años consumiéndola.

El consumo se hace cada vez mayor debido a sus potentes efectos y a que es más económica que otras sustancias. El costo de un gramo de Creepy oscila entre los $5.000 y los  y $8.000, dependiendo en buena parte de la calidad y la cantidad a comprar. Embargo, es más costosa que la marihuana común (también llamada cafuche en los barrios populares de la ciudad de Cali), de la cual un gramo puede costar $3.000 así lo informa el portal web Growshop Medicinal

Desde Cali también se lleva a otros países, como lo demuestra el caso el bus que se dirigía a Perú con un cargamento de Marihuana Creepy.

Respecto al caso la Policía de Ecuador  informó: “Nuestros servidores policiales encuentran las 4 caletas con marihuana en el bus siniestrado el pasado 14 de agosto en el sector de Pifo-Papallacta”.

La Dirección Antinarcóticos de Ecuador y Fiscalía colombiana confirmaron “que en el bus accidentado en Quito, y que llevaba 27 colombianos -la mayoría caleños- como turistas,  llevaba drogas: marihuana de alta calidad”.

Alberto Mora, consumidor habitual afirma que “la adquisición de esta droga es fácil por su precio. Un blunt (cacho) te  puede costar entre 8.000 y 15.000 pesos, porque ya viene con sabores y hasta con reducción de olor”.

Afirma demás que “Uno se relaja y se toma las cosas con más calma y siente, con el Creepy la sensación es más fuerte y es más áspera y me gusta. Es una manera de relajarme cuando estoy muy estresado y también para pasar un buen rato con mis amigos. No creo que eso me convierta en adicto”.

Contrariamente,  Carolina Márquez  habitante del barrio agua blanca opina: “Es el primer paso al mundo de las drogas, y no estoy de acuerdo porque esto puede traer aspectos negativos a las personas como una entrega total a estas y abandonar sus estudios y familia entre otras”.

Jesenia Henao, hermana de un adolecente consumidor de Creepy dice que “la situación ha sido un poco difícil, ya que los comportamientos han sido un poco bruscos, presenta agresividad ansiedad y ganas de consumir exageradas, ha presentado un retroceso en la parte de sus estudios, ha sido un problema en la casa, pues no quiere estudiar”.

Henao añade “Nos ha afectado nuestro núcleo familiar, las medidas que se tomaron fue internarlo en una fundación sin importar el valor ni las consecuencias que se pudieran tener y la verdad estamos contentos con los resultados, se encuentra internado en la hacienda la Luz,  el tratamiento inicial dura 4 meses y de acuerdo con los estudios del psiquiatra y psicólogo considera si está apto para enfrentar el mundo real”.

Pero no todos los casos tienen un final feliz y así lo demuestra el testimonio de Dayana Flórez, *El nombre fue cambiado por petición de la fuente quien notó que su novio consumía Marihuana común por su olor y la irritación de sus ojos. Después de un año ella supo que él consumía Creepy y luego sustancias más fuertes. Por ello le insistió que fuera a un centro de rehabilitación, pero cuando lo hizo, hasta allá lo persiguió el vicio. “Luego de todo ese drama, nuestra relación terminó porque ya él no podía dejar de consumir y ya no pude hacer más por él… Uno no puede ayudar a quien no se quiere dejar ayudar”.

El Psicólogo Ricardo Urrutia afirma los consumidores necesitan mucha ayuda porque: “la Creepy  ha sido tipificada enfermedad de los consumidores, las oportunidades de los jóvenes de esparcimiento, espacios de formación integral, espacios de articulación con sus proyecto de vida son muy escasos”.

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top