ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Cali

Informe Especial. Almacenes La 14: ¿crisis, reestructuración o venta?

La mítica frase ‘El mejor surtido a los mejores precios’ parece que es historia del pasado en los tradicionales Almacenes La 14, la tienda de supermercados caleña con 55 años de tradición. La ausencia de múltiples productos y marcas, lo que caracterizaba a las tiendas, es cosa remota y hoy se habla de crisis, reestructuración, incluso, que puede ser vendida.

Todo comenzó a finales de 2015, cuando el patriarca y jefe de La 14, Jaime Cardona, murió y al interior de la familia comenzó un ajuste de poder. Cardona, quien no solo era un visionario, tenía un carisma inigualable y sus más de 4.000 empleados lo sabían. Al él se le podía ver por las tiendas, hablando con sus compradores y proveedores.

Con la muerte de Cardona, llegaron nuevas políticas administrativas y cambios de mando al interior de la empresa. Además, se contrarrestó con la desaceleración económica, la aparición de pequeños supermercados al interior de los barrios y la tradicional guerra comercial que se vive a diario entre las grandes superficies se agudizó.

El exalcalde de Cali, Ricardo Cobo, fue diciente en mayo pasado cuando escribió en Twitter: “Qué está pasando en La 14? Los caleños habituales clientes ya no encontramos algunos productos, a mí me pasó hoy. Me cuentan que se les está incumpliendo en los pagos de proveedores. Hace falta Don Jaime Cardona (Qepd)”.

En mayo de 2017, la empresa salió a desvirtuar un mensaje que durante varias horas circuló por las redes sociales en el que se hablaba de la venta de la cadena de supermercados al Grupo Éxito. Incluso, muchos hablaron, también, de que hubo un interés de las tiendas estadounidenses Walmart por comprar La 14, algo que también se desvirtuó.

O el mensaje de una página que salió este año y se publicó en un diario caleño donde se daba las gracias por el apoyo a proveedores y clientes. La misiva, entre otras cosas, decía: “… Los esfuerzo de todos quienes hacemos parte de la familia y de la empresa están concentrados en superar las dificultades de una organización que evoluciona; estamos seguros de que con su acompañamiento lo lograremos…”. La conclusión era una: había crisis.

Ante eso, las voces de solidaridad no se hicieron esperar y se etiquetó en redes sociales con el hashtag #Tequierola14. Sin embargo, muchos clientes han perdido el entusiasmo y han preferido irse a la competencia, mientras los cientos de  proveedores ya no aguantan el incumplimiento de los pagos.

Ya no hay el mejor surtido

Si había algo atractivo en los Almacenes La 14 era el surtido de marcas y productos. No había en Cali un supermercado donde se pudieran encontrar de un mismo producto, por ejemplo, café, chocolate o arepas precosidas, una decena de marcas. Es decir, La 14 le daba al cliente para escoger entre economía, calidad y variedad. Pero eso es cosa del pasado.

“He mercado por más de 30 años en La 14. La variedad de productos siempre fue lo atractivo, pero hoy ya no encuentro lo que quiero”, dice Rosalba Albán, compradora de la tienda de la Avenida Sexta. “La última vez me encontré que solo había arroz marca La 14, cuando consumo es otra marca. Lo que he hecho es comprar productos en otros lugares”.

Pero no solo pasa con el arroz. Productos de primer consumo como la leche, la mantequilla o el café ya no están las múltiples marcas. “Hay productos que aparecen y desaparecen. Hay desabastecimiento, pero es ocasional, dos o tres semanas se normalizan los productos en las estanterías”, dice una impulsadora de una marca de jabón.

Tatiana Ulloa, quien ocasionalmente merca en La 14, dice que dejó de hacerlo porque ha encontrado que en otras tiendas hay productos más económicos, a pesar de que no haya tanta calidad. “El asunto de hoy es plata y sabemos que muchos caleños salimos a mercar diariamente, por economía, y La 14 no se ajusta a mi presupuesto”, añade.

Proveedores: pagos a 180 días

Uno de los asuntos que viene afectando a la empresa es el retiro de los proveedores y esto se debe a que los pagos están ascendiendo a los 180 días, algo que en el mercado competitivo no se justifica. De acuerdo a las políticas de mercado en grandes superficies, los pagos se hacen entre 60 y 90 días, es decir, casi el doble de lo tradicional.

“Si eres una empresa grande, con grandes activos, podés soportarlo, pero cuando eres un microempresario te puede llevar a la quiebra”, dice un afectado. “Siempre estaremos agradecidos con La 14, pues recibió un producto nuevo, de una empresa nueva, y por eso seguimos, pero ojalá todo vuelva a la normalidad”.

Cabe decir que La 14 es tal vez el supermercado que promovía mejor el emprendimiento caleño y lo mostraba con productos artesanales, por ejemplo, en sus góndolas y que eran atractivos para los consumidores que hallaban variedad alimentaria, con marcas sin tradición que se abrían en el duro mercado de la alimentación.

Hay casos que conoció Realidad360 a cuyos proveedores se les debe hasta $300 millones y facturas vencidas en más de 90 días en productos de fuerte consumo caleño. “Aún evaluamos si salimos o no de La 14, porque somos caleños y apoyamos en los momentos de crisis, pero hay que entender que esto es un negocio”, dice un proveedor.

Plan estratégico para acomodar finanzas

Desde la muerte de Cardona, La 14 ha tenido otra visión para contrarrestar diferentes dificultades del mercado. La llegada de nuevos jugadores al competido mundo de las grandes superficies como las tiendas de bajo costo, la desaceleración económica o el cambio de gobierno han determinado que haya un nuevo plan estratégico en la organización, que hoy cuenta con más de 30 tiendas ubicadas en el Valle, Cauca, Eje Cafetero y Bogotá.

El gerente de La 14, el bogotano Manuel Guillermo Escobar, quien asumió a mediados del año pasado su cargo, ha dicho en diferentes medios que la idea: “ya se dispuso un plan estratégico que pretende doblar el crecimiento de la organización en los siguientes tres años. La meta es ambiciosa, superar los $ 3 billones de ventas en el año 2020”.

Sin duda una estrategia visionaria. Y los cambios han comenzado a notarse, por ejemplo, en la exhibición de productos, más atractiva para los clientes; nuevas tiendas como la que se abrió en Popayán o la que hay como proyecto en Los Cristales, una zona donde escasea las grandes tiendas.

Sin embargo, la pregunta que surge es: ¿serán fieles los caleños al más tradicional y efectivo supermercado? Como dice una señora que lleva más de 25 años trabajando como cajera en La 14: “duele que ya no se vean los clientes de antes, que te recriminen porque no hay determinada leche en polvo. Ojalá vuelvan los buenos tiempos, porque yo ya he dejado de ver clientes fieles”.

Realidad360 intentó hablar con la gerencia, pero fue imposible tener una comunicación.

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top