ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Informe Especial

Informe Especial: accidentes de tránsito en Cali, un fenómeno que no cesa

Aquí, en Cali, hay más muertos por accidentes de tránsito que por mortalidad materna. Solo el mes pasado los accidentes en las vías dejó 30 muertos de 1.038 siniestros que se presentaron. En los vehículos involucrados se encuentra el auto con 849 accidentes, 463 ha tenido la moto, asimismo en 98 de estos siniestros se han visto implicados los peatones y la bicicleta registra 38 casos.

Según las cifras de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, son más los muertos que se registran por accidentes de tránsito en Colombia que por el mismo conflicto armado. Los accidentes viales se dan en gran medida por imprudencia de los conductores, que con el afán de llegar a sus destinos, incumplen las normas de tránsito, lo que deja como consecuencia en la mayoría de los casos desastrosos accidentes en la carretera.

De acuerdo con el informe forense del Instituto de Medicina Legal, en el 2016 fueron reportados 52.536 casos por accidentes de transporte. Aunque en 2017 hubo una leve disminución de estos siniestros, el Observatorio de Seguridad Vial reportó una cifra igualmente alta: 44.549 casos de accidentes en la vía.

En cuanto a las víctimas fatales, 7.280 personas fallecieron en 2016, mientras que para el 2017 se registraron 6.479 víctimas. Asimismo, se considera que el hombre es el individuo que más accidentes presenta en la vía superando a la mujer con más de un 81 % de incidencia.

Por otra parte, en lo que va este 2018 los datos del Observatorio de Seguridad Vial en Colombia muestran que alrededor de 462 han perdido la vida en un accidente de tránsito, teniendo 369 hombres y 93 mujeres como víctimas mortales.

Hay planes pedagógicos

Desde la administración municipal y la Secretaría de Movilidad de Cali se promueven planes pedagógicos y educativos para reducir la accidentalidad y lograr un trayecto seguro en las vías. De este modo, se incentiva el respeto por las normas de tránsito.

De acuerdo con la secretaría, se tiene a disposición material didáctico en el que se explica cuáles son las normas que regulan la movilidad en la ciudad. Asimismo, a través de herramientas pedagógicas se exponen cuáles son los comportamientos adecuados para tener en cuenta al momento de transitar por la vía.

Igualmente, la dependencia asegura que se lleva a cabo formación y capacitación sobre el comportamiento en la carretera; la promoción de una cultura de respeto por las normas de tránsito entre conductores, peatones, propietarios de vehículos, gerentes, e inversionistas del transporte; y se coordina con instituciones educativas públicas y privadas para la difusión de conocimientos sobre tránsito y transporte con el ánimo de educar a los ciudadanos desde la escuela.

Frente a esto, el motorista Fernando Castillo, opina que aunque algunas carreteras de la ciudad han implementado seguridad en las vías en cuanto a la pavimentación y señalización, manifiesta que hay muchas otras vías que aún carecen de este tipo de elementos de tránsito, además de poca iluminación y ampliación de las carreteras.

“Creo que la responsabilidad de la accidentalidad no es solo culpa de los motociclistas, soy consciente que las motos tienen mayores facilidades para esquivar trancones o huecos y en esta hazaña es que se presentan los accidentes, pero hay conductores de carros que no tienen la paciencia ni la prudencia en la vía sino, por el contrario, obstruyen la vía a los motociclistas y ciclistas a propósito, para no dar paso. Todo esto ya hace parte de una cultura ciudadana que han generado los caleños y la misma autoridad de tránsito”, expone Castillo.

¿Culpa de las normas o del tránstio?

Por su parte, Paola Sánchez, vocera de motociclistas en Cali manifiesta que parte de la responsabilidad de estos accidentes recae en las autoridades de tránsito que regulan y modifican las normas viales, además, de la administración municipal encargada de la infraestructura de las vías.

“A nosotros nos exigen papeles al día y complimiento de normas, pero ¿hay vías en buen estado para circular?, no, en Cali no las tenemos. Ahora están implementando unos separadores plásticos que no están señalizados, entonces por esquivar un hueco te puedes dar con este separador y si procura estar derecho para no sobrepasar los separadores entonces te vas al hueco”, puntualiza Sánchez.

De acuerdo con el subsecretario de Movilidad, Willian Vallejo, desde la secretaría se trabaja en una estrategia de educación y cultura vial en convenio con la Agencia Nacional de Seguridad Vial, en la que se realizan jornadas de sensibilización a ciclistas, peatones y motociclistas para generar el autocuidado, respeto por las normas, la vía y la vida.

También se realizan patrullas escolares en instituciones educativas de Cali, y las empresas públicas y privadas reciben capacitación en buen comportamiento vial y normas de tránsito, sumado a los operativos de control por parte del cuerpo de agentes de tránsito y transporte, explica Vallejo.

El funcionario manifiesta que para afianzar la seguridad vial pensando en todos los actores viales, la secretaría trabaja en la señalización y demarcación de las vías, el mantenimiento y limpieza de semáforos y en la implementación de nuevas tecnología que vayan acorde a los resultados que se quieren presentar, por tanto, puntualiza sobre la prueba piloto de un semáforo de piso para peatones implementado cerca al CAM de la ciudad, el cual ha dado buenos resultados.

A propósito del buen comportamiento en las vías, hace pocos días se instaló una mesa de trabajo entre motoristas y la Secretaría de Movilidad con el ánimo de proponer estrategias para la sana convivencia entre las autoridades de tránsitos y conductores tras los últimos incidentes que se han presentados entre los funcionarios y la ciudadanía. Asimismo, en dichas reuniones se ha planteado reducir los índices de accidentalidad.

Por lo anterior, el secretario de Movilidad, Juan Carlos Orobio, manifestó que los conductores deben acatar las normas de tránsito y presentar documentación al día para prevenir los siniestros en las carreteras.

“El trabajo que se hace desde la Secretaría de Tránsito con sus funcionarios para prevenir la accidentalidad es velar por que las normas y que todos los vehículos que circulan por la ciudad estén cubiertos por los seguros y con condiciones mecánicas aceptables”.

Fenómeno mortal

De acuerdo con la compañía de medicina -Sura-, hay diversos factores que conllevan a que los noticieros nacionales den foco a este fenómeno mortal. Y es que las cifras cada año son más elevadas respectos a las víctimas fatales de los accidentes de tránsito en el país.

Según Sura, el gran factor que hace que en las vías se presenten más muertos tiene que ver con el exceso de velocidad, pues el que comete la infracción no puede reaccionar frente a un imprevisto que lo ponga en riesgo y a otros actores en la vía. Asimismo, el consumo de alcohol o drogas mientras se maneja lentifica la capacidad de reacción y la coordinación del conductor.

Además, la Organización Mundial de la Salud -OMS-, reconoce que la imprudencia del conductor al no acatar las normas de tránsito como el cruce de un semáforo en rojo, no mantener la distancia de frenado, no llevar consigo la tecnomecánica al día, el casco o el cinturón de seguridad puesto y la mala o poca infraestructura de carreteras son otros factores que producen la inseguridad vial.

En la ley 1239 del 2018 que dicta las disposiciones del Código Nacional de Tránsito dice que los vehículos particulares no podrán sobrepasar los 80 Kilómetros por hora, y los de servicio público deben transitar máximo hasta 60, a excepción en las zonas escolares y residenciales donde deben andar hasta 30 kilómetros.

La realidad es que los colombianos no respetan las normas de tránsito y las autoridades responsables de hacerlas cumplir no saben hacerlo. Esto genera una falta de compromiso y respeto entre los actores en la vía.

Según informe de la OMS, más de 1,25 millones de personas mueren cada año como consecuencia de accidentes de tránsito y las mayores víctimas están en un rango de edad entre 15 y 39 años. Aunque todos los actores de la vía son propensos a sufrir accidentes de tránsito por las diferentes razones ya expuestas, los ‘usuarios más vulnerables de la vía pública’ como los reconoce la OMS los peatones, ciclistas y motociclistas.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top