ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Cali

Gran siembra de árboles este domingo en cerro de Cristo Rey 

El domingo será su cumpleaños y se convoca a los caleños a la primera gran siembra. Ya han empezado a reverdecer los pastizales en la parte del cerro de Cristo Rey a la que le prendieron fuego el pasado 31 de agosto. Pero no es suficiente, hay que ayudar a la recuperación de las 104,3 hectáreas devastadas

Cuando el monumento de Cristo Rey cumplirá 65 años se llevará a cabo la primera gran siembra masiva, en el marco de las actividades de recuperación del ‘Plan Ave Fénix’. Se estima que plantarán entre 400 y 500 árboles, de los 4.000 previstos.

Mónica Londoño, líder del Grupo de Conservación del Dagma, manifestó que ya se hicieron los levantamientos topográficos, de fauna y flora y que se trabajó en el banco de árboles para determinar con cuántos podían contar porque no son árboles comerciales, se trata de especies propias de bosque seco tropical.

“Este es un ecosistema todavía muy pobre, debemos ayudarlo, eso se llama restauración activa, porque es un terreno muy árido y necesitamos darle la mano”, señaló la funcionaria del Dagma. En el cronograma del ‘Plan Ave Fénix’ se contemplan un total de 15 siembras grandes.

El sábado pasado, en el marco de la jornada de acciones positivas ‘100en1DíaCali’, se sembraron 100 árboles, con apoyo de la Personería de Cali.

“Actividades como esta sensibilizan y generan sentido de pertenencia en los funcionarios y la ciudadanía en general, puesto que se compenetran de manera directa con la recuperación y protección del medio ambiente”, destacó el director operativo para la Participación Ciudadana de la Personería, Andrés Rodríguez Becerra.

A las 7 a.m., hora en la que el sol no podrá afectarlos, comenzará la siembra de árboles del domingo. En el Vivero Municipal y con pequeños viveros particulares, más los aportes del Jardín Botánico de Cali lograron conseguirse 20 especies nativas como pízamos, arrayanes, tachuelos, chambimbes, carboneros, chiminangos y guamos.

De aquí a diciembre se programarán siembras sábados y domingos, a la misma hora, para completar los 4.000 árboles. La cita será siempre en Cristo Rey.

Los guardabosques del Dagma, que suman todos sus esfuerzos para proteger el cerro, se encargarán de cuidarlos y cada tres meses se invitará, de nuevo, a la comunidad para su mantenimiento, para que quite malezas, los abonen y miren si necesitan o no nutrientes.

De acuerdo con el levantamiento realizado, se afectaron 200.000 árboles y arbustos; está pendiente establecer el número de animales que murieron en el incendio, la mayoría de ellos fueron ardillas, murciélagos, culebras y aves.

Desde el 2015 la municipalidad trabajaba en la recuperación del lote de Cristo Rey que ardió en llamas, había invertido cerca de mil millones de pesos y el incendio afectó el 80 por ciento de esa capa vegetal.

El terreno de este cerro tutelar es difícil para consolidar plantaciones, no obstante, se habían logrado establecer especies como arrayanes, yarumo, balso tambor, crotón, cuerinegro, chiminangos, miconias y carboneros.

Además, se hicieron alrededor de 58 kilómetros de trinchos con especies como el botón de oro, nacedero y cordoncillo, que ayudan al amarre del suelo y generan procesos de reclutamiento de regeneración natural.

Con expertos de las universidades se trabajó el plan de restauración para determinar las distancias entre árbol y árbol y cómo se mezclarán porque se necesitan los que dan flores y los que dan frutos.

“Lo que buscamos es que el ecosistema vuelva a su estado natural, lo más parecido a su estado natural, que sea un corredor ecológico para las especies de esta zona”, dijo la profesional del Dagma.

Las donaciones de herramientas para la siembra, abonos e insumos continúan recibiéndose en el Vivero Municipal, ubicado al lado del Parque del Avión, en la avenida 2N con 34, y en Cristo Rey, donde están los guardabosques.

Los voluntarios deberán llevar ropa cómoda, bloqueador y líquidos para hidratarse durante la jornada de siembra.

Desde casa también se puede ayudar sembrando, para luego hacer el trasplante en el cerro.

Lo primero que se debe hacer es utilizar una bolsa negra pequeña, llenarla con tierra fertilizada hasta tres dedos por debajo del borde y sembrar las semillas de chambimbe, mamoncillo, níspero, chirlobirlo, cucharo, chagualo y tumbamaco.

Se hace un hoyo de 5 centímetros con la punta del dedo en el centro de la bolsa para introducir la semilla en el hoyo y se tapa bien con la tierra. Se le debe echar agua a la bolsa hasta ver que la tierra está húmeda sin inundarla. Luego, se pone la bolsa en un lugar donde haya sombra, no muy oscuro, y se le echa agua cada dos días en la mañana o en la tarde.

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top