Mundo

Aplastante victoria de Putin en elecciones rusas

Tras haber obtenido una votación del  75 %, Vladimir Putin se mantiene en el poder del gobierno ruso, del cual será cabeza por cuarta vez. Las elecciones rusas, que se llevaron a cabo el pasado domingo 18 de marzo, tuvieron un 67,98 % de participación ciudadana.

Los contrincantes de Putin fueron: el candidato comunista Pavel Gundinin quien obtuvo un 13,4 % de los votos. El ultranacionalista Vladimir Jirinovski, quien obtuvo un 6,3 %. La opositora liberal Ksenia Sobtchak quien obtuvo la menor votación con el 1,4 % del escrutinio.

Tras su victoria Putin anunció “veo la confianza y esperanza del pueblo ruso. Vamos a trabajar duro de forma responsable y  eficiente”.

Aunque las elecciones  estuvieron marcadas por escándalos como la intervención de Rusia en las elecciones estadounidenses o el envenenamiento de un contra espía ruso en Reino Unido, se llevaron a cabo con toda normalidad.

En rueda de prensa, Ella Pamfilova,  jefa de la Comisión Electoral Central rusa, anunció “la jornada se llevó con relativa tranquilidad, hubo  119 denuncias de observadores electorales que logramos monitorizar”.

Asimismo, Pamfilova habló sobre el escándalo sobre el contraespía ruso muerto en Reino Unido, arguyendo que la acusación efectuada fue “sin juez y sin pruebas, fue realizada en función de coyuntura política”.

Sin embargo, Alexei Navalny, opositor ruso quién cumple una condena judicial por corrupción, denunció que el gobierno ruso aumentó artificialmente la movilización organizando transporte masivo de electores.

Para el politólogo Juan David Rojas “Putin ganó las elecciones porque logró sacar a Rusia de la crisis, luego de la desintegración de la Unión Soviética y ha logrado apelar a nacionalismo ruso, colocando de nuevo al país en la mira internacional”.

Rojas agrega “La denuncia del Reino Unido, acusando a Putin como responsable de la muerte del espía, solo logró unificación alrededor de la figura del mandatario quien se ha ganado el respeto de la población rusa”.

Cuando Putin termine su gobierno en el 2024, habrá cumplido 25 años en el poder, lo que deja un sabor de dictadura para algunos observadores políticos. No obstante para Rojas “en Rusia no hay un modelo autoritario, puesto que hay elecciones libres y la división de poderes es muy clara”.

“Por otro lado podríamos hablar de un totalitarismo leve, donde no ha habido alternancia en el poder, pero esto se debe al mismo sentimiento nacionalista que ha dejado la imagen Putin en los rusos, lo que lleva a que lo elijan”. Concluyó Rojas.

Por su parte Camilo Lozano, sociólogo de la Universidad del Valle, dice: “Putin encarna el sentimiento del triunfo ruso. Luego de la caída de la Unión Soviética, el poder ruso disminuyó considerablemente y Putin logró levantar a Rusia. Este personaje, mal que bien, recuerda a los líderes soviéticos que desde 1991 no había tenido el país. Por lo anterior se podría decir que la sociedad rusa está acostumbrada a líderes que se perpetúan en el poder”.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

fourteen + six =

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

fifteen − 8 =

Ir a Top