Nación

Análisis: Otra perspectiva del 7 de Agosto

Armando Vargas, politólogo egresado de la Universidad Javeriana, consultor en estrategias y analista político, se refirió a las implicaciones de la movilización por la paz y aseguró que: “es importante decir que las marchas surgen como un mensaje o una respuesta de la ciudadanía mostrando su inconformismo, más que prohibir es para recordarle al gobierno electo que se va encontrar con una férrea oposición en diferentes sectores de la población.”

El analista añadió que si bien estas marchas son convocadas en principio por Gustavo Petro, es difícil acercar a los marchantes a algún partido político porque no son el resultado de una convocatoria. Dijo, además que “a la hora de enfrentar estos próximos cuatro años, serán una voz ciudadana de una fuerza cívica sin ser un partido”

En la movilización por la paz, que en Cali inició en el Parque de las Banderas y terminó en el Centro Administrativo Municipal, participaron varios grupos como los anti-taurinos quienes mostraron su inconformidad por las corridas, por la explotación de los suelos y por todo aquello que atente contra la naturaleza. Minorías como la comunidad LGBTI, movimientos feministas, entre otros ciudadanos que no pertenecen a ningún grupo, también participaron arengando: “Duque, usted no me representa”; “El pueblo no se rinde, carajo” y “Respeto a la vida”.

De igual forma, hicieron presencia comunidades indígenas del norte del Cauca y el Valle para expresar su preocupación por asesinatos y amenazas de integrantes de sus pueblos, Nelson Ul, gobernador del Resguardo de Pance aseguró que esperan que el nuevo gobierno intervenga para que evite los asesinatos de sus compañeros y den cumplimiento a los compromisos adquiridos en materia de tierras, empleo y seguridad.

Para Armando Vargas, si bien la marcha no contó con la asistencia esperada ni tuvo el cubrimiento de los principales medios “sí dejó un precedente importante para mostrar oposición.”

En simultánea a la movilización, Ernesto Macías presidente del Senado, en una gris tarde bogotana, acompañada por fuertes vientos y lluvia, daba un discurso en el que criticó fuertemente la gestión del expresidente Juan Manuel Santos, señalando que había dejado el país en la más profunda crisis económica, social y de orden público; un discurso calificado por la opinión pública como provocador.

Para el politólogo Armando Vargas, tras los discursos del senador Macías y el presidente Duque “encontramos un discurso que invitó a la unidad y a la integración y a salir adelante como patria en la voz de Iván Duque y de, un discurso sectario, guerrerista y que busca reconstruir una patria que para ellos ha sido destruida en el gobierno anterior.”

El analista añadió que esa ambivalencia de discursos, al unificarse, se convierte en revanchismo porque hay un proceso en contra del Álvaro Uribe Vélez. Vargas aseguró también que también se dio un mensaje para las tres ramas del poder público, evidenciando que el legislativo y ejecutivo están dispuestos a enfrentarse a la rama judicial, a los órganos de control, a la comunidad internacional, a la opinión pública y a quien sea necesario con todas las armas políticas y extralegales que ellos puedan acudir para mantenerse en el poder.

El futuro de Colombia

En cuanto a los cambios políticos que se avecinan, Vargas dijo que: “hay una política exterior que emprende el gobierno Duque o el Gobierno del Centro Democrático, todavía no sabemos cuál es el eufemismo adecuado. Una política exterior que va a aportarle a la integración internacional con países aliados pero con el modelo de los años 90 muy en la línea de la OTAN, con la Unión Europea, que ya Juan Manuel Santos dejó con el camino abierto.”

Para el académico, a nivel regional América Latina, Duque tendrá el apoyo de los países amigos de la política de Uribe como Argentina, Paraguay, Chile, Republica Dominicana, Panamá, Perú, Ecuador y buscará una lucha contra los gobiernos de izquierda: México, Nicaragua, Venezuela, entre otros. Según el analista “la lucha internacional ,cuando se acomoden las fichas, nos va a permitir una estrategia de fortalecimiento de las políticas neoliberales.”

¿Qué se avecina para Colombia en cuanto a economía?

“En cuanto a lo económico va tener las puertas abiertas la empresa privada, lo que va dar cabida a procesos de infraestructura porque ese va ser el camino para vincular al sector privado y contratistas en los intereses económicos. Vimos que Asobancaria tiró una moneda al aire para ver qué pasaba, la opinión pública mostró su rechazo pero no significa que vaya a quedar por fuera de la agenda presidencial.”

¿Cuál es el panorama para las regiones? 

“Se van a mover las fichas el año entrante para buscar Alcaldes y Gobernadores y cuerpos colegiados, corporaciones públicas que vayan a estar en sincronía con el Presidente. Esto va a llevar que tengamos cuatro años de debate público, no sabemos qué postura en ese debate va a tener el señor Duque y eso es algo en lo que debemos estar atentos, más como espectadores de opinión publica que como analistas políticos, ya que como analistas nos va costar trabajo adivinar algo tan impredecible como el capricho de un expresidente y la ingenuidad de un presidente.”

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

twelve − four =

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × four =

Ir a Top