Cali

¡Alerta! Menores estarían elaborando ‘coctel’ con codeína para drogarse

Jóvenes estudiantes de colegios públicos de Cali estarían usando jarabe para la tos –que contiene el opiáceo codeína– para drogarse, según denunciaron miembros de asociaciones de padres de familia.

Estos padres de familia, que prefirieron no ser identificados por temor a represalias, señalaron que desde hace varias semanas los estudiantes de un colegio del oriente de la ciudad compran el jarabe para la tos en las droguerías cercanas al colegio y los ingresan a las aulas sin problemas. “Los adolescentes dicen que tienen gripa y, como es un medicamento, pues los profesores no le ven problema cuando lo que hacen es que se están drogando y exponiendo a otros compañeros a ese tipo de comportamientos. Lo que nos han dicho es que eso lo vieron en un capítulo de una serie mexicana y ahora lo están repitiendo”, señalaron, al tiempo que pidieron la intervención de las autoridades.

El doctor Jorge Quiñónez, toxicólogo de la Secretaría de Salud, aseguró que ya se han recibido reportes de jóvenes atendidos por el abuso de esta sustancia y señaló que lo que hacen los adolescentes es mezclar el jarabe para la tos con una clase de gaseosa para obtener los efectos de la codeína. “Tiene el mismo efecto que causa un opiáceo cualquiera, que es recreativo. Los derivados del opio se utilizan como analgésicos y tienen otra serie de utilidades, también contra la tos. Sin embargo, aún siendo formulado para la tos puede ser efecto de abuso y no está en la lista de sustancias controladas”, afirmó el experto, agregando que se han recibido consultas desde diversas zonas de Cali, pero también de municipios como Florida, entre otros. De acuerdo con Quiñónez, las sustancias más adictivas del planeta son los opiáceos y las jóvenes adolescentes son especialmente vulnerables.

A su vez, Luz Elena López, coordinadora del Sistema Municipal de Convivencia Escolar de la Secretaría de Educación de Cali, señaló que de momento no han tenido reportes oficiales de este tipo de consumo, pero informó que en el período septiembre – diciembre del 2017 se reportaron 273 casos de consumo de sustancias psicoactivas en 67 Instituciones Educativas Oficiales. “Nosotros venimos trabajando en alianza con la Secretaría de Salud, con la estrategia Zonas de Orientación Escolar. Se trabaja en prevención con los estudiantes y docentes, pero también en que es necesarios desestigmatizar a los niños, niñas y adolescentes que consumen”, afirmó. López agregó que existen dificultades a la hora de activar la ruta de atención, ya que hacen falta atención especializada para los menores en el sistema de salud. “Sabemos que hay altos índices de consumo. Tenemos que trabajar articuladamente y comprender que eso no se aborda con el estigma, sino con atención y cuidado”.

Para Ana María Aragón, del Observatorio de Infancia de la Universidad San Buenaventura, este tipo de comportamientos tiene que ver mucho con la soledad por la que atraviesan niños, niñas y adolescentes. “Se necesita restablecer el vínculo familiar y la responsabilidad de las familias como base de la sociedad.

Muchos entrega- ron la formación de sus hijos a los colegios, cuando la formación en valores y proyectos personales pasa por la familia”, aseguró Aragón. Y agregó que algunos jóvenes repiten comportamientos de redes sociales con el afán de ser incluidos y pertenecer a grupos.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

three × five =

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

twelve − 4 =

Ir a Top