ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Valle

Univalle alerta por peces contaminados

Según investigación, metales pesados del río ponen en riesgo a mujeres.
Peces como el manteco, el corrocho y hasta el bocachico, que se pescan en el río Cauca, están contaminados con metales pesados como el cadmio, reveló un estudio de investigadores de la Universidad del Valle, quienes advirtieron que el alimento estaría siendo llevado a la mesa de las familias más vulnerables de la ciudad.
La investigación, que fue publicada este mes en la revista Biomédica del Instituto Nacional de Salud, se denominó ‘Condición socioeconómica, patrones de alimentación y exposición a metales pesados en mujeres en edad fértil de Cali’ y analizó los comportamientos de 233 mujeres del Distrito de Aguablanca, en el oriente de la ciudad, además de la presencia de algunos metales pesados en alimentos que ingieren.
“Metales como el cadmio y el plomo están en el pescado que sale del río Cauca. Los niveles no son tan altos como lo esperábamos, pero no se descarta que estos metales estén afectando a los niños en gestación”, explicó Fabián Méndez, director de la Escuela de Salud Pública de Univalle. El estudio arrojó que el pescado se incluía eventualmente en las tres comidas del día de las mujeres, especialmente en el almuerzo, además que el 11,1 por ciento de quienes consumían pescado una vez o más por semana lo había comprado en expendios con muestras positivas para cadmio. “Otro hallazgo es que las mujeres más susceptibles son las más vulnerables. Existe una sinergia de factores en la que las mujeres que más consumen el pescado del río son las más vulnerables, desnutridas y en su mayoría del Pacífico, con una dieta basada en este alimento”.
Según Méndez, este es el último de una serie de ocho estudios de investigadores de la universidad, a raíz de casos de malformaciones en Aguablanca entre 2004 y 2005. “En ese momento hubo un brote de defectos congénitos con cuatro niños sirenas y otro tanto de niños cíclopes. En la serie de investigaciones nos dimos cuenta de que la causa más probable de los defectos es la exposición a metales pesados. Cuando encontramos cadmio en la mujer gestante es más probable que hayan malformaciones y cuando encontramos plomo los niños nacieron con bajo peso”.
Según explicó Méndez, ahora están pendientes de las acciones de fondo para poder recuperar el río Cauca y mitigar la contaminación. “Habría que pensar, por lo menos, que no debería consumir pescado del Cauca y, de estas especies en particular, hasta que no tengamos una mejor evidencia de que el río ha mejorado”, concluyó.
Duván Vélez, edil de la Comuna 15, afirmó que es muy difícil establecer cuál es el origen del pescado que se consume en el Distrito de Aguablanca y pidió acciones de las autoridades para conjurar cualquier tipo de emergencia.
“Este tipo de estudio tenía que hacerlo la misma Secretaría de Salud. Los servidores públicos tienen responsabilidad por acción u omisión. En este caso debe haber una acción por parte de ellos”, indicó. Explicó además que desde el inicio de la actual administración se está tratando de establecer una mesa de salud en la comuna, sin que hasta el momento se haya podido lograr nada concreto. “No sabemos cuál es la cantidad de enfermos que tenemos en la Comuna 15, tampoco, qué enfermedades son las que más aquejan a la población y ni sabemos si se han hecho controles a los expendios de ese tipo de pescado”.
A su vez, Gladys Torrente, edil de la Comuna 14, señaló que la información debería ser retomada por las autoridades para realizar actividades educativas y, llegado el caso, desestimular el consumo de ese pescado. “Desde la Secretaría de Salud deben ir a las tiendas e investigar qué pescado es el que se vende en los barrios para evitar situaciones más graves”.
Voceros de la Secretaría de Salud de Cali señalaron que no les ha llegado información oficial sobre la investigación y explicaron que tampoco se han recibido alertas del Invima para verificar algún tipo de alimento.

El apunte

Hace un mes, la Contraloría Municipal realizó un foro sobre las alternativas de ‘Recuperación del Río Cauca’, con invitados internacionales. Uno de ellos fue Robert Oates, del Reino Unido, quien advirtió que una de las principales fuentes de contaminación es el Canal Interceptor Sur, por lo que sugirió su clausura. “La prioridad sería parar este canal y mandar el agua hacia la tierra del otro lado, creando humedales. Eso pararía la contaminación”.

Datos

Del estudio hicieron parte 5 investigadores pertenecientes a la Universidad del Valle.

Son Roger Figueroa, Diana Caicedo, Miguel Peña, Fabián Méndez y Ghisliane Echeverry.

Estudio tuvo más de un año de duración e incluyó visitas de los investigadores.

Entre mujeres estudiadas, 64,8% era es- trato 1; 32,6%, estrato 2, y 2,6%, estrato 3.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top