ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Cali

Un recorrido por la Calle Quinta

Si por la Quinta vas pasando es mi Cali bella que vas atravesando. Así, tal como lo dice la canción Cali ají del Grupo Niche, la Calle Quinta recorre 9 kilómetros de la ciudad, que conectan el centro con el sur y a su vez con la Calle 25, o mejor conocida como la vía Jamundí-Cali.

Luego de ser bautizada “Calle de la Pila de Crespo” en 1857, esta, cambio su nombre a Calle Quinta para 1878 debido, al crecimiento de la ciudad, momento desde el cual todas las calles empezaron a recibir nomenclatura en Cali.

IMG_4086

Foto por: Felipe López.

Daniel Martínez, es un joven habitante del barrio San Antonio que a diario transita la Calle Quinta, pues le es necesario cruzarla, ya que es la ruta más directa hacía Jamundí, su lugar de  trabajo. Para él ya es parte de la rutina esta famosa Calle, lo que más valora  es su  sentido simbólico.

La Calle Quinta se hizo aún más famosa gracias a que fue protagonista de la Feria de Cali, realizada anualmente durante la última semana de diciembre. Sin embargo debido a los problemas de movilidad tan molestos tanto para lugareños, como para turistas que se ocasionaban al cerrar esta vía, la Feria fue trasladada a la Autopista Sur-oriental.

No es un lugar cualquiera, en ella, se encuentran de una forma muy arraigada las raíces antiguas y las nuevas esencias que hacen de esta ciudad la Sucursal del Cielo y a la Calle Quinta su principal camino. En la Calle Quinta hay 15 estaciones de MIO, transporte por el cual se mueve la mayoría de la Población Caleña.

La primera es la estación de Santa Librada, la que acerca a las personas a cuatro de los lugares emblemáticos de la ciudad: el Parque de los estudiantes o de Jovita Feijó, como es mayormente conocido; la Loma de la Cruz, lugar donde se encuentran ubicados muchos artesanos por la cual se puede llegar a la Iglesia de San Antonio un lugar icónico de la ciudad; el Colegio Santa Librada el cual tiene 193 de años de tradición y el Complejo de Comfenalco.

Daniel no pasa por estos lugares, él conoce un atajo que “lo libra del caos”, que se forma en las hora ‘pico’ en este sector. Sin embargo más adelante se encuentra con la estación Manzana del Saber, y aunque él no va en MIO, se conoce cada una de ellas. Esta estación recibe su nombre en honor a la Biblioteca Jorge Garcés Borrero, la más grande de la ciudad fundada en el 2003 junto con el Museo Departamental de Ciencias Naturales.

IMG_4074

Foto por: Felipe López

Oriana Zuñiga una joven caleña habitante del Barrio Miraflores, también recorre esta Calle insignia a diario, ella lo hace en su bicicleta. Su recorrido es un poco más corto, va hasta la Avenida ‘Cañasgordas’ Según ella “se puede conectar más con la ciudad, observar más y alejarse del estrés del MIO, pero la congestión, los pitos de los carros, el humo y la gente estresada en los semáforos le afectan igual que a cualquiera que transite la Quinta”.

Oriana inicia su recorrido y a los pocos metros se encuentra con la que, curiosamente es la única Iglesia que se localiza en la Calle Quinta. La Iglesia San Fernando Rey, que tiene 52 años. Esta construcción se ubica en la Carrera 30 con Calle 5ª,  con un estilo heterogéneo entre lo moderno y lo clásico.

Más adelante otra estación de MIO salta a la vista, la estación de Estadio, esta se encuentra rodeada de más lugares importantes para la ciudad. Está el Parque de la Banderas; el Estadio Pascual Guerrero y el Hospital Universitario Departamental, el más importante y de mayor cobertura en el Sur Occidente del país. Así como también hay bancos, restaurantes y unas pocas discotecas.

Al continuar con el recorrido se encuentran dos Barrios históricos de la Ciudad y por los cuales, claro, pasa la Calle Quinta, el Barrio San Fernando y el Barrio Tequendama, por San Fernando, se encuentra la sede principal de la región de la Cruz Roja Colombiana; el Centro Médico Imbanaco y cómo no el antiguo Club San Fernando, que aunque ya no es Club, sigue siendo un punto de referencia importante y en ocasiones como en la Feria de Cali, centro de eventos.

Las estaciones Tequendama y Lido son epicentro de Clínicas, sedes médicas, spa’s, centros de belleza y toda clase de sitios para el bienestar de las personas. En la Calle 5ª con carrera 39 se encuentra Telepacífico, el canal regional de televisión más importante del Sur Occidente del país y cruzando la 39, la discoteca Pachoso, lugar de encuentro de los universitarios que buscan divertirse entre semana y en un horario más temprano del habitual para rumbear.

Daniel pasa por el Centro Comercial Cosmocentro y por la sede central del Sistema Masivo de transporte de Occidente, Unidad Deportiva. Esta estación, cumple con la función de integrar a sus usuarios al Cable Mio, transporte teleférico, que une a la ciudad, con una de las más importantes y grandes zonas de ladera, Siloé. Sin embargo pasar por este sector es estresante, debido a la congestión y a lo “pequeña que se queda la Calle, para el abasto masivo de vehículos” asegura Daniel.

No muy alejado de allí está la Plaza de toros en la Calle 5ª con Carrera 56, estación y Plaza reciben el mismo nombre, allí el protagonismo también es durante la Feria de Cali, época en la cual se realiza la feria taurina. Cruzando la vía comienza uno de los pocos espacios que le brindan a Oriana la oportunidad de rodar tranquilamente en su bicicleta, una corta ciclo-vía. Esta pasa por la estación Pampalinda en honor al barrio, pero más conocida como la “estación de la Santiago” ya que la Universidad Santiago de Cali, queda al frente. Continúa su recorrido por la estación Refugio y la estación Caldas donde termina. Allí se encuentra el Centro Comercial Premiere Limonar.

Para continuar por la Quinta todo depende de en qué transporte se vaya, pues los vehículos particulares siguen su recorrido derecho, sin embargo el MIO avanza por un pequeño hundimiento para llegar a la Estación Capri, frente al Hospital Psiquiátrico Universitario del Valle. Daniel y Oriana vuelven a tomar el mismo camino.

IMG_4001

Foto por: Christiam Chaparro.

Meléndez es la estación siguiente, su nombre lo toma del Barrio. Este se encuentra rodeado de colegios, una universidad, y por allí abundan los famosos ‘moto ratones’, transporte popular entre la gente de la zona, que busca llegar a los lugares más alejados y altos del sector. Allí Daniel y Oriana vuelven a tomar caminos diferentes, una nueva ciclo vía se abre paso, a lo largo de ella, aparecen el Centro Comercial Unicentro, el Club campestre de Cali; el Centro Comercial Holguines Trade Center y no podía faltar una estación más de MIO, la Estación Buitrera.

La Universidad del Valle, la más grande de la Ciudad, también se encuentra por la Calle Quinta, junto con una estación que recibe el mismo nombre, allí ya es la Calle 100, sin embargo muy pocos lo saben, para todo el mundo sigue siendo la Calle Quinta.
Daniel desde su carro avanza lento, porque muchas carreras atraviesan la Calle Quinta y los semáforos cada vez son más largos.

El corto tramo que queda de ciclo- vía, está rodeado de grandes Samanes lo cual hace que este espacio sea un pulmón para la ciudad. Este conduce a la última estación de MIO al sur, la Estación Universidades, irónicamente ninguna universidad queda por el lugar. No obstante se encuentra la Avenida ‘Cañasgordas’, la cual es vía de acceso a cuatro universidades de la ciudad: Javeriana, Icesi, San Buenaventura y Católica Lumen Gentium. Por esta vía accede Oriana, terminando así su recorrido diario por la Calle Quinta.

Daniel continúa su camino, unos metros por esta vía, hasta que llega al final de ella y se encuentra con otro caos; el encuentro entre la Avenida Simón Bolivar y la Calle Quinta, desembocando en la Vía a Jamundí,  donde “los trancones y la congestión pueden durar hasta 40 minutos” según cuenta.

Tanto para Oriana como para Daniel es urgente una re-estructuración de la Calle Quinta, para evitar la congestión y hacer de esta una vía más rápida para carros y bicicletas, y para todos aquellos que se movilicen por este emblemático lugar. Sin embargo para ninguno de ellos el valor histórico, social y cultural que tiene la Calle Quinta es menos, sino por el contrario es de resaltar y rescatar como patrimonio de los caleños y símbolo de la ciudad.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top