ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Crónica

Stunt Bike, la pasión de un joven caleño

La pasión de Miguel Ángel Rodríguez es el Stunt Bike, una práctica que muchos jóvenes adoptan como un deporte que implica acrobacias y piruetas riesgosas en motocicletas.

Pero en Colombia no es considerado un deporte sino una práctica callejera, ya que a falta de fuerza y conocimiento no ha obtenido el valor ante las entidades e instituciones deportivas para ser registrado como tal. Sin embargo, sí lo es en otros países como Estados Unidos, Polonia, Brasil, Francia, entre otros.

No obstante, en Medellín ya se le conoce como deporte, y es ahí donde se realizan campeonatos nacionales de Stunt Bike, que permite que muchos jóvenes del país viajen a la ciudad y puedan demostrar sus habilidades en moto.

A sus 19 años, Miguel Ángel Rodríguez es un caleño de ojos rasgados, con 1,82 m de estatura, técnico en electricidad y operario de máquina -herramientas por desprendimiento de virutas- disciplina conocida como Mecánica Industrial. Este joven se ha entregado desde muy pequeño al amor por las motos.

Foto por: Miguel Ángel Rodríguez

Foto por: Miguel Ángel Rodríguez

 

Jairo Rodríguez, el padre de Miguel, es un mecánico automotor, de 47 años, alto, acuerpado, que luce un uniforme café oscuro para protegerse del aceite de carros. Por su cercanía a este mundo fue por lo que, desde los 8 años, el joven supo manejar una moto.

“El gran cariño que les tengo a las motos y la inclinación de mi profesión es un gusto heredado de mi padre y además por la gran mayoría de los hombres de mi familia”, expresa el joven,  justificando el amor por las motos, la herramienta esencial para que sea posible la práctica del Stunt Bike.

Su primera motocicleta la tuvo a los 12 años, obsequiada por su papá, quien lo apoya en sus gustos y pasiones. Hace 5 años viene practicando el Stunt, y forma parte de un grupo denominado FreeWheel Stunt. Su líder, Mauricio Ramírez, es su primo y fue quien le enseñó a llevar la moto a un nivel más alto de manejo y equilibrio. A pararla, sostenerla y a hacer piruetas, desafiando el poder de la gravedad con el peso de la motocicleta en el aire.

Foto por: Miguel Ángel Rodríguez

Foto por: Miguel Ángel Rodríguez

 

Pero, además de este grupo, en Cali existen otros dos: Biker Stunt y King Of Stunt, que, unidos al primero, fueron los tres pioneros en potencializar esta práctica en la ciudad. De ahí, han surgido otros  grupos como: Urban Stunt, Radical Stunt, Warriors Stunt. Sin embargo, antes de estos, existían los que aprendieron acrobacias sin un grupo y en forma independiente.

En los últimos dos años hasta hoy, en Cali esta práctica ha cogido mucha fuerza y, aunque aún no está oficializada, su registro como deporte sigue en trámite. La realización del mismo requiere de unos espacios especiales y precauciones, para que se practique con éxito. Por el momento, solo hay disponible y legalizada una cancha del Cali 16, en donde dan el permiso para practicar.

¿Cómo se logró este permiso? Primero, a través de una serie de solicitudes a la Secretaría de Recreación y Deporte; segundo, a la JAC (Junta de Acción Comunal); y finalmente, pactar acuerdos con la comunidad y la policía. No obstante, la cancha no es un lugar apropiado para que se lleve a cabo el Stunt Bike y, aunque sea legal ahí, en el resto de la ciudad no. Por lo tanto, este deporte sigue estando a la deriva.

Foto por: Miguel Ángel Rodríguez

Foto por: Miguel Ángel Rodríguez

“A mí no me detiene nada. Ni el clima o el lugar. Nada.  Este es un deporte muy sano que contiene mucha adrenalina, pero no es peligroso”. Así se expresa el joven Rodríguez, quien, con sus manos fuertes, libera el clímax de su alma.

Cuando eleva una moto y con ella hace maniobras increíbles, dando vueltas en el aire y controlando siempre el peso de esta, ya no es una pelea entre dos competidores. Son  mejores amigos que hablan, se comunican y en el aire se sonríen. Sintiendo la verdadera pasión, adrenalina pura que explota, los minutos se hacen lentos y, es ahí, cuando es más intenso el sentimiento.

La sociedad ve a estos jóvenes como drogadictos, personas que no hacen nada, callejeros o pandilleros. El joven deportista reconoce que tal vez lo sea porque, “el Stunt Bike es como una droga, una adicción que no te hace daño y evita que caigas en prácticas sociales de la calle.

De tal forma, que si esta práctica estuviese oficialmente registrada como un deporte, conocedores de esta disciplina afirman que este ayudaría a mitigar las problemáticas descritas en Cali, pues sería uno en los que los jóvenes tendrían como opción para practicar, alejándose así de problemas y de los juicios de valor.

A pesar de lo anterior, Miguel Ángel Rodríguez ha sido un joven apoyado por su familia. De su padre, quien pudo haber sido el pionero de este particular deporte; también de su madre, Luz Estela Agudelo, una enfermera y estilista, de 50 años, a quien se le ve a menudo con un cigarrillo en la mano, luciendo vestidos cortos que marcan su silueta, con un gancho que recoge su melena y siempre conversando.

“A mí me fascina, yo soy fan #1 de Farias”, sostiene Luz Estela. Cabe mencionar que AC Farias es el campeón mundial de Stunt, y los amigos de su hijo lo apodan así, por tener un casco de él y un estilo parecido al montar.

Foto por: Miguel Ángel Rodríguez

Foto por: Miguel Ángel Rodríguez

Para Verónica Rentería, su media hermana, una morena acuerpada, que lleva un pelo crespo recogido, le parece “un deporte muy bonito, divertido y lo ve como una alternativa no común”.

Miguel Rodríguez avizora por muy buen camino el futuro del Stunt, ya que ha cogido mucha fuerza y en la actualidad muchos jóvenes se están vinculando cada vez más al aprendizaje de esta modadlidad deportiva.

“Siempre que me caído, me levanto, porque existe un deporte que me mantiene en pie, el Stunt Bike, mi gran pasión”, concluye el joven deportista caleño.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top