ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Mundo

¿Será la carrera correcta?

Elegir una carrera a la cual aspirar en la universidad es una tarea compleja, puesto que son muchas las influencias que intervienen en dicha decisión. Así como se puede elegir la carrera adecuada, también se puede escoger la equivocada y luego arrepentirse.

Muchas personas inician sus estudios con emoción, pero no muy convencidos de la decisión que tomaron. Con suerte, desisten durante el primer año; pero muchos se dan cuenta de su error cuando ya van a la mitad, ya casi finalizando o después de graduarse cuando descubren que su trabajo no es lo que imaginaron y simplemente son infelices en él.

Aunque no siempre se debe a esto, los malos resultados que el estudiante pueda tener al desempeñar sus deberes resultan ser una señal clara del error que se ha cometido. Esta situación puede prevenirse si, a la hora de elegir una carrera, se tienen en cuenta puntos importantes que facilitarían la elección de la carrera.

  1. La presión que ejercen tanto los padres como el ambiente social, puede influir enormemente en la toma de esta decisión: muchos jóvenes estudian carreras por tradición familiar, por obligación de sus progenitores, por sus amistades o por estudiar
    Fuente Pexels.

    Fuente Pexels

    la carrera que esté de moda. Esto es algo que no debe tomarse a la ligera debido a que puede traer consecuencias a largo plazo que solo producirán arrepentimiento. Es una elección netamente personal.

  1. Uno de los errores más comunes, es elegir una carrera únicamente por la cantidad de ingresos que podrían recibirse: aunque puede resultar motivante escuchar que se ganará mucho dinero ejerciendo determinada profesión, esto no es más que algo extrínseco que en un principio proporcionará felicidad, pero siempre se querrá más. Y en este afán, se puede terminar fracasando. Lo que debe mover a alguien a desarrollar cualquier profesión es el valor intrínseco, es decir, la motivación personal.
  1. Otra falla es escoger una carrera sin saber exactamente qué puede esperar el aspirante: esto conlleva a crear una fantasía que resulta siendo muy poco realista lo cual, nuevamente, termina siendo una completa decepción. Por ejemplo, un joven que quiera estudiar Medicina creyendo que su vida podría ser tan emocionante como un capítulo de Grey’s Anatomy o Emergency Room, cuando en realidad ni siquiera tolera ver su propia sangre.
  1. También está el no visualizarse a largo plazo ejerciendo la profesión que escogieron: sino ir de trabajo en trabajo sin lograr establecerse del todo. Alguien que no puede verse en unos años trabajando o que ni siquiera se ve aprobando sus asignaturas, es alguien que claramente tomó una mala elección en su carrera.Fuente Pexels
  1. Por último, caer en el error de que no se puede estudiar nada que tenga que ver con artes: porque, simplemente, no es algo “rentable”.

Si tiene en cuenta todo lo anterior, puede replantearse un poco y llegar a concluir que se ha equivocado de carrera y aún está a tiempo de reorientar su proyecto de vida, evitando así errores y posibles arrepentimientos al equivocarse en esta importante decisión.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top