ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Crónica

Santero a los 21 años

Víctor Giraldo tiene 21 años y es santero. Hace 8 años practica este ritual, pero asegura que no lo hace para proporcionar males. “Hasta no ver no creer”, dice que dijo hace año cuando se metió en este cultismo que, para muchos, es oscuro.

“La primera vez que uno se desdobla, la primera vez que uno ve un muerto y cuando habla con él; ver cómo matan a la gente por medio de la santería, como la amarran sin hacerlo puede ser temeroso. Y pasa mucho”, agrega el joven santero.

Víctor es estudiante de economía de la Universidad Libre de Cali, cursa el último año de su carrera y por medio de la herencia familiar conoció la santería, de la mano de  su tío, quien lo introdujo en este mundo, situación que agradece porque, según él, solo ha traído tranquilidad y fortaleza a su vida.

Un brillo en sus ojos y una notoria paz y alegría es lo que refleja este joven en el momento que se le conoce. Cuando mira a una persona muestra ser perspicaz y da la impresión de que conoce, todas las experiencias de su alrededor.

Asegura Víctor que todo tipo de personas lo visitan, desde la mujer desesperada por un hombre o quien busca contactar a su familiar muerto y lo más común quien busque fortuna. “Lo cierto es que se convirtió en  una ayuda que los caleños recomiendan entre voces y solo se ven interesados en el momento que lo necesitan. Cuando han perdido la fe en todo”, dice.

La santería viene desde el tiempo en el que se comercializaba con esclavos africanos, quienes trajeron sus creencias y religión y con el tiempo se ha esparcido por países como Cuba, México o Costa Rica. Los santeros, en ciertas oportunidades, se reúnen para realizar ritos, rendir ofrendas y misas a sus dioses, ya que comparten ideologías y creencias.

En el momento que Víctor se prepara para realizar sus ritos como  dar de comer a la tierra, coronación de santos, dar ofrendas, según la necesidad.  Se viste con ropa blanca suelta con unos collares de colores largos y otros cortos que van colgados en su cuello cada uno con un significado en ocasiones pañoletas o gorros todo en dirección a lo que se dispone a realizar.

“No recomiendo la santería para cualquiera que no lo quiera  tener  como estilo de vida, en realidad se necesita fuerza para esto y no hablo de la física sino de la espiritual”, aclara Víctor, quien pide respetar las religiones, aunque sabe que hay incredulidad y duda.

Un santero realiza altares con manteles blancos, copas de agua, cristos que van al tono con el altar que llevan frutas, santos, collares de colores, figuras en barro, acompañado de sahumerios y veladoras que dan un aire místico en el altar, todo esto con un significado en el momento del rito. “ Aunque hay quienes se hacen pasar por farsantes que se dedican a engañar a las personas, aprovechándose de la necesidad de quien los busca, de igual forma, si hay quienes se dedican de forma seria al santerismo”, sostiene.

Los costos de consultas y trabajos que realizan un santeros varían en precios. “Uno puede llegar a vivir de esto, en el momento de cobrar, se tiene en cuenta muchas cosas como la persona, de ver que tan pudiente es y el trabajo que necesita. Las consultas pueden ir de $20.000 a $50.000 y los trabajos posteriores pueden hasta los $100.000, pero hay santeros que cobran millones y así mismo las personas lo pagan”, agrega el joven santero.

“En el momento de creer sobre el santerismo y lo que esto conlleva hay que tener en cuenta que como existe la luz existe la oscuridad”, dice. Por lo cual  es preciso entender que hay santeros que se dedican a la magia oscura o a la magia blanca, ya es cuestión del paciente, que decida escoger. Sin embargo, la santería es una religión que por sus costumbres es complicado creer en su totalidad pero “hasta no ver no creer por lo cual es necesario experimentarlo para obtener una opinión crítica”.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top