ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Crónica

Salento, el paisaje más hermoso de Colombia

Se llega luego de una carretera llena de curvas. El paisaje se abraza entre montañas y palmas de cera. Sus habitantes, con sombrero de copa y ruana, reciben a sus visitantes que miran con fragor las casas llenas de colores, sus ventanales amplios y sus techos de dos aguas admirables.salento-2

Se trata de Salento, localizado en el departamento del Quindío, un municipio rodeado de paisajes verdes, con montañas abiertas que notan ganado, aguas oscuras porque hay truchas y a 40 minutos de Armenia, la capital. Cada día –porque parece un pueblo de mundo- hay turistas que llegan con la intención de apreciar las bellezas naturales que hay como las lagunas que la circundan.

Se puede encontrar diversas distracciones para compartir con familiares y amigos. Está el Valle del Cocora, a 30 minutos, camino arriba, también con curvas peligrosas, donde está pleno la Palma de Cera del Quindío, la palma más alta del mundo, cuyo tallo de 60 metros, con una raíz de tan solo 3 metros. Además, es el árbol nacional de Colombia.

Luz Morales, habitante de Salento, afirma que, “la Palma de Cera es la mayor seducción de esta región. Aquí es donde más se cultiva y se produce”. Asimismo, Benjamín Torres, vendedor de dulces típicos, dice que “el cariño de la gente, su aire puro y la tranquilidad hace de Salento una atracción turística. Aquí no se vive con miedo a que lo roben”.

salento-1

Al caminar por ‘La Calle Real’, la más importante del pueblo, se puede encontrar artesanías, deliciosos dulces y cosas maravillosas para llevar devuelta a casa. También, al final, se puede apreciar unas escaleras que lo llevarán al ‘Mirador del Alto de la Cruz’, donde se puede ver, desde otro ángulo, a Salento, y más adelante al Valle del Cocora, cuyo lugar emociona para tomar una fotografía que recordará lo sucedido.

En el Valle del Cocora, se puede disfrutar de una caminata para sentir el aire fresco de la zona o pasar por uno de los varios restaurantes que ofrece el lugar. Otro atractivo es el río Quindío que refrescará el viaje, porque acompaña en la vía.

Sin embargo, es el tema gastronómico que se resalta. Se acostumbra a comer trucha con un gran patacón o una bandeja paisa, acompañado por agua de panela. Otra especialidad es el café quindiano, con sus fincas típicas, senderos cafeteros en donde se observará muchos cultivos de café que no caben en los ojos.

salento-3

Pero nada es perfecto. Aquí escasea el agua. Humberto Peña, vendedor en el Pasaje Real, afirma que “el Quindío está presentando una preocupante escasez de agua, esto se debe al cultivo de Pino y Eucalipto, porque se gasta en ellos aproximadamente 105 millones de litros de agua y todos piensan en cultivarlos, pero no les importa que sus habitantes vivan la escasez de agua”.

Igualmente, Luis Pineda, vendedor de artesanías en el Pasaje Real, afirma que “falta más compromiso de las autoridades, estar pendientes del pueblo y no de los turistas. No hay casi agua y ellos deben entender que el pueblo normalmente son 4.000 personas, pero el fin de semana son 12.000. Y por eso, hay más gasto de agua, energía y contaminación, deben tomar las medidas correspondientes.”

Sin embargo, son más las cosas buenas que malas y eso se puede mejorar, solo tienen que conservar sus bellezas naturales y todo lo que los caracteriza. Salento es tranquilidad, aire puro y amabilidad. Es algo inolvidable en Colombia.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top