ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Entretenimiento

Recomendaciones de la RAE para el buen eso de la lengua

En ocasiones, no nos pulimos en la forma de escribir, por el hecho de que el texto no se trate de algo formal, académico, o que exija unas normas básicas de redacción, y de este modo se aplique un detallado uso de términos, puntuaciones, acentuaciones, adverbios y demás características propias de la lingüística, que con su aplicación, facilitan la lectura de un escrito.

Es así, que la aplicación de algunos términos o expresiones, requieren de mayor explicación, dado  que su uso con frecuencia se evita, con la disculpa de que el texto con el que se comunica, no se le convierta al escritor en un discurso con buena investigación, pero carente de cohesión y coherencia.

La Real Academia de la Lengua Española (RAE), expone algunas de las preguntas frecuentes de los usuarios del servicio de consultas lingüísticas, respecto al empleo de algunas frases, que en la cotidianidad pasan desapercibidas, sin embargo, su uso es indispensable para un mejor manejo del lenguaje español:

– El adverbio ‘solo’ y los pronombres demostrativos, sin tilde: Se recomienda escribir siempre sin tilde el adverbio ‘solo’ y los pronombres demostrativos, incluso en casos de posible ambigüedad.

– La conjunción ‘o’ siempre sin tilde, incluso entre cifras: La conjunción ‘o’ es un monosílabo átono y, por tanto, debe escribirse siempre sin tilde, aparezca entre palabras, cifras o signos.

Detrás de mí, encima de mí, al lado mío: Es impropio del habla culta combinar adverbios como detrás, encima, delante, etc., con posesivos (mío/a, tuyo/a, etc.), ya que los posesivos solo modifican a los sustantivos. Debe decirse detrás de mí, (y no, detrás mío).

– Dobles participios: imprimido/impreso, freído/frito, proveído/provisto: Los únicos verbos que en la lengua actual presentan dos participios, uno regular y otro irregular, son imprimir (imprimido/impreso), freír (freído/frito) y proveer (proveído/provisto), con sus respectivos derivados.

– Un águila, una amapola: El numeral ‘uno’, ‘una’ se apocopa en la forma ‘un’ únicamente cuando antecede a sustantivos masculinos: un libro, un coche; o a sustantivos femeninos que comienzan por /a/ tónica un águila, un alma, un hacha; pero no se apocopa nunca cuando antecede a sustantivos femeninos que no comienzan por /a/ tónica: una amapola, una mujer, una novela.

– El agua, esta agua, mucha agua: El sustantivo agua es de género femenino, pero tiene la particularidad de comenzar por /a/ tónica, por razones de fonética histórica, este tipo de palabras seleccionan en singular la forma el del artículo, en lugar de la forma femenina normal ‘la’.

– Tilde en las mayúsculas: Las letras mayúsculas deben escribirse con tilde si les corresponde llevar tilde según las reglas de acentuación gráfica del español, tanto si se trata de palabras escritas en su totalidad con mayúsculas como si se trata únicamente de la mayúscula inicial: Su hijo se llama Ángel. ATENCIÓN, POR FAVOR.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top