ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Mundo

Quino y Mafalda: de política y democracia

Quino, un humorista gráfico y caricaturista preocupado y agobiado por los problemas sociales que abarca la población latinoamericana, especialmente en una década en la que avivaron guerras y surgieron los grupos más significativos de movimientos sociales.

En los años 60s, Quino lanza a Mafalda convirtiéndose en su obra más representativa, pues por medio de sus tiras cómicas, expone y casi que demanda problemáticas del diario vivir, situaciones que resultan inquietantes para una niña y que revela su preocupación por la forma en que es gobernado el mundo y las políticas corruptas que lo cobija.

Uno de los manifiestos de Quino, se expone en la siguiente tira de seis viñetas en la que aparecen los personajes de Mafalda, acompañada de sus amigos Felipe, Susanita, Libertad y Miguelito. Mafalda les pregunta a sus amigos por qué los niños no pueden votar si hacen parte del país en el que viven como cualquier otro habitante. Sus amigos eufóricos le siguen la idea, afirmando que ellos sí deberían poder votar como los demás.tira1

Mafalda en la quinta viñeta de esta tira, dice que su derecho al voto como niño es importante, pues son tan del pueblo como cualquiera, sin embargo, esta expresión molesta a su amiga Susanita en la sexta viñeta, pues termina la inquietud de los niños con respecto a su derecho al voto, manifestando que no la insulten.

Mafalda, siempre inquieta por las problemáticas que abordan a los pueblos, especialmente los latinoamericanos, esto teniendo en cuenta que ella pertenece a uno de ellos, (Argentina), manifiesta su descontento sobre la invisibilidad de los niños en la democracia de su país. Afirma que ellos poseen los mismos derechos como cualquier otro ciudadano con derecho al voto y que se deben considerar parte del pueblo como cualquiera.

Sin embargo, a su amiga Susanita no la hace gracia que ella considere que son del pueblo, pues Susana, es una niña racista, despectiva de los pobres y gran admiradora de la oligarquía, de aquí que tiende a comportarse como uno de ellos, admitiendo y asumiendo su postura capitalista cuando desprecia o humilla al ignorante, contraria a los pensamientos e ideologías que persigue Mafalda.

Quino de cierta manera reprende que, aunque se formen protestas o se asistan a manifestaciones, en la búsqueda de democracia y la posibilidad de participación y representación de las minorías, aún  hay personas que no se consideran parte del pueblo, pues si bien muchos no han sido afectados directamente por los conflictos que preocupan a cada país, y como estos no los tocan, entonces no hay lío, y no surge la necesidad de una lucha de igualdad y la representatividad de todos.

Claro ejemplo en la tira, en la última viñeta Susanita manifiesta que no la insulte cuando se le dice que todos son parte del pueblo y con los mismos derechos, pues para ella ser parte del pueblo significa pobreza, ignorancia y falta de facultades que ella, característica de una niña burgués cree tener. Además siempre aspira a una clase social acomodada, conservadora y tradicional, por lo que confundirla con el pueblo, término y característica que Susana considera propia de los pobres.

Cabe resaltar que, la postura que defiende Mafalda, se expresa en un contexto en el que las problemáticas sociales eran el pan de cada día, y las faltas de políticas que acobijaran al de clase media o baja, escaseaban. Por tal motivo, crecen y se afianzan movimientos sociales, entre estos los más representativos son los estudiantiles, que promulgaban el derecho a la igualdad de género, y al no racismo.

En los años 60s, se da inicio a una cadena de protestas que tuvieron lugar en Francia, Estados Unidos y que se dispersaron a América Latina por grupos estudiantiles y femeninos de izquierda que iban en contra de la sociedad del consumo, de un sistema de dominación europeo y, sobre todo, estadounidense sobre los territorios coloniales o recientemente independizados de África, Asia y América Latina. Por ejemplo, después de la Revolución Cubana se dispersó las ideas comunistas al resto de los países latinoamericanos con el apoyo económico y político de la URSS, lo cual representaba una agresión al sistema democrático-capitalista impuesto por los EUA en el resto de los países latinoamericanos.

Además, la década de los 60s fueron vitrales para el papel que empezaba a representar la mujer en el mundo, un momento revolucionario y determinante para cambiar la concepción que se tenía de la mujer sumisa, conservadora y tradicional, que la ligaban al cuidado del hogar, a la atención del cónyuge y a la reproducción y crianza de hijos.

El descubrimiento de la píldora anticonceptiva, el surgimiento de movimientos feministas y ecofeministas en el mundo, contrarrestaron la visión capitalista y de sesgo patriarcal, que por muchos años, en la historia se ha asignado exclusivamente, en los países del sur, las mujeres a la atención y cuidado del hogar y lo quehaceres de la casa.

En la siguiente tira, Quino expone a la mtira2ujer tradicional, ama de casa que vela porque las cosas de su vivienda estén en su sitio. Preocupada de lo que ocurre en su hogar y ocupada en lo que este, en términos de orden y limpieza demanda. En las siguientes viñetas aparece la mamá de Mafalta, planchando y tendida en el suelo limpiándolo, simultáneamente que Mafalda le pregunta su opinión acerca del futuro movimiento de liberación femenina, sin embargo, al verla realizando la limpieza, se arrepienta de su pregunta, y le pide a su madre que olvide lo que acaba de consultar, pues se ha dado cuenta que la mamá no ha salido de eso estándares tradicionales y obligaciones convencionales que se le han delegado a la mujer, y por tal motivo, a su madre no era la indicada de hacerles cuestionamientos sobre la liberación de la mujer.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top