ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Opinión

¿Quién es culpable?

Considero necesario que entendamos cómo es la gente y por qué actúa como actúa. No es que la gente sea buena o mala: es que me parece buena o mala (los calificativos son subjetivos y no objetivos).

Todos somos como somos, vistos de estas tres maneras:

1.No nos parecemos a un gato, ni a una planta de rosas, ni a una culebra, ni a un insecto, sino al resto de los humanos: cabeza sobre el tronco y de este se desprenden 2 brazos y 2 piernas para caminar; 2 ojos en la cabeza y a cada lado de la nariz, etc. Somos como somos por los genes, que nos traen la información de cómo son los papás y sus antecesores. Pertenecemos al sexo masculino, o femenino o a otro. No podríamos ser diferentes porque los genes no nos traen otra información. No tenemos la culpa de tener la forma que tenemos, de ser como somos. Nos lo impusieron los genes.

2.Tenemos nuestra manera de pensar, de obrar, de ser. Desde antes de nacer nuestras madres nos han dado una información: que no nos quiere, que nos quiere mucho, que nos espera con mucho entusiasmo, en fin, información. Posiblemente nos ha puesto música desde antes de nacer, nos ha cantado, nos ha maldecido.Mucha de esta forma de ser se debe a los genes: ¿padres cariñosos o malgeniados? ¿Éticos? ¿Cultos? Después de nacer empiezan las enseñanzas y correcciones: el idioma (con su acento), la política, la religión, las creencias, esto es rojo, esto es un tetero, no coma con la boca abierta, no coma mocos, ríase porque esto era un chiste, salude, péinese, costumbres culturales, y demás. Los niños aprenden lo que les enseñan sus padres, que son los primeros en ‘educarlos’. La forma de enseñar es con consejos, regaños, castigos y, principalmente, el ejemplo. Después siguen recibiendo información de sus hermanitos y de sus amiguitos. Buena o mala. En la escuela, en el colegio y en la universidad reciben más información: esto es Europa y no su finca. 4 x 3 = 12 y no lo que usted quiera. Respetar a la autoridad, robar, matar, ser buen estudiante, el gusto o el fastidio por estudiar o aprender, ortografía y gramática, costumbres. Los entrenamientos son información para actuar cuando considere necesario.

3.La forma de ser depende de la información que la persona ha recibido desde antes de su nacimiento hasta ahora: de sus genes, sus padres, sus entornos, los medios de comunicación, (prensa, revistas, televisión, radio, cine, etc.). El cerebro es quien ordena todas las acciones y movimientos: sistemas sanguíneo (corazón, etc.), respiratorio (pulmones, etc.), digestivo, linfático, motriz, los reflejos, etc. Es el que, según la información que le dan los genes y la demás que recibe durante su vida, ordena hacer buenas o malas cosas, con o sin control. Pero también puede afectarse por enfermedades y convertirse en un antisocial. De muchos de los que cometen genocidio se ha sabido que han tenido dificultades con sus padres o con otras personas en su infancia. Se les llama psicópatas (antisociales). Ver cerebro de delincuente. Se han encontrado y fotografiado diferencias físicas entre el cerebro de un delincuente y el de una persona normal (así como entre el de un hombre y una mujer).En enero de 2016 fue noticia mundial que en un laboratorio (neurociencia) pudieron predecir la decisión que iban a tomar varias personas.

Las personas, con su información genética más la que adquieren después en el transcurso de su vida, pueden tener o no un sexo definido, alguna incapacidad física o mental, tendencias sociales o antisociales, aptitudes, entre otras.

Si la persona es un antisocial, la sociedad tiene alternativas para defenderse: lo educa, lo sana, lo encierra, lo mata. Soluciones que resultan justas o injustas. La solución debe ser tal que sirva de información para que esa persona no siga delinquiendo y/o como ejemplo (información) para que otros no hagan lo mismo.

A manera de ejemplo: un tigre se escapa del zoológico de la ciudad y asusta a unas personas y mata a otras. ¿Tuvo la culpa el tigre? ¿Cómo reacciona la sociedad? La sociedad hará algunas de varias cosas, como: atraparlo, encerrarlo, dormirlo, matarlo, entre otras. Acciones para que no lo vuelva a hacer. Algo parecido ocurre con un delincuente: la sociedad debe tomar acciones que le sirvan de información a él y a otros para que no lo vuelvan a hacer.

El científico Stephen William Hawking dijo: “En nuestro proceso evolutivo, ¿cuándo apareció el libre albedrío? ¿O puede decirse que un gusano tiene libre albedrío cuando prefiere comerse esa hoja fresca y jugosa en vez de esa alga insípida? El libre albedrío es solo una ilusión de la mente de los humanos”. Opinión compartida por miles de científicos biólogos.

La rebeldía de los adolescentes se debe a cambios hormonales y a la información recibida de su entorno.

Sobre el libre albedrío se ha escrito y dicho mucho durante cientos de años. Hay quienes creen que el bebé nace con su destino definido, inmodificable. ¿Cómo explicar entonces que ese bebé nace sin saber hablar, ni leer, ni escribir y después aprende eso y muchas cosas más que irán modificando su vida? Otras, por el contrario, creen que la persona hace lo que quiere, por su libre albedrío.

En cuanto a la culpa: ¿qué es la culpa? ¿Cómo es? ¿Dónde está? La culpa no tiene forma, ni tamaño, ni color, no está en ninguna parte, nadie la posee. La culpa no existe en la realidad sino solo en el cerebro del homo sapiens, que la inventó. En el cerebro, como todas las cosas que percibimos con nuestros sentidos y sentimientos. Si nadie tiene la culpa, la culpa no existe.

No deben confundirse los términos culpable y responsable.

El término culpable (del latín culpabilis) hace referencia a la persona que ejecuta una acción negligente y deliberada. Dicha acción obedece a la información que la persona tiene en su cerebro en el momento en que la ejecuta. La culpa es muy utilizada, como muchas otras creencias inventadas por el homo sapiens, en el derecho civil y en el penal (jurisprudencia).

El término responsable (del latín responsum, supino de respondere, responder) se refiere a aquellas personas que deben responder de algo o por alguien.

Esto tomado de: http://www.totalpresenceespanol.org/la-culpa.php: “En el universo no existe la culpa, existe el error”.

Una persona se caracteriza por su responsabilidad porque tiene la virtud no solo de tomar una serie de decisiones de manera consciente, sino también de asumir las consecuencias que tengan las citadas decisiones y de responder de las mismas ante quien corresponda en cada momento.

Por lo tanto ‘El libre albedrío no existe y nadie es culpable de ser como es ni de hacer lo que hace’. Responsable , de lo que hace.

 

NOTA: Si hay algún error en la exposición, la conclusión es errónea. ¿Cuál sería el error y por qué? Agradezco los comentarios.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top