ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Nación

¿Qué viene tras obtener mayoría del No en el plebiscito?

La oportunidad  de avalar o rechazar los  acuerdos  construidos  durante cuatro años en La Habana, entre los líderes de la guerrilla de las Farc y los representantes del Gobierno Nacional quedó en veremos el pasado domingo. Los acuerdos  que buscaban ser refrendados a través de la pregunta “¿Apoya usted el acuerdo final para terminar el conflicto y construir una paz estable y duradera?”, obtuvieron  la negación por parte de  6’431.376 colombianos.

Aunque la diferencia entre ambas posibilidades fue mínima, un 50,21% para el No, frente a  un 49,78%  por el Sí y una abstención del voto del 62,59%, lo cierto es, que gran parte de los colombianos  se negó a refrendar  los acuerdos y se abrió lugar a la gran incógnita: ¿Qué viene para nuestro país ante la decisión tomada?

El máximo líder de las Farc, Rodrigo Londoño Echeverri, ‘Timochenko’,  afirmó  a través de un comunicado de prensa que “las Farc-EP mantienen su voluntad y reiteran su disposición de usar solamente la palabra como arma de construcción hacia el futuro”. En el comunicado también lamenta que en muchos colombianos haya primado el rencor.

Sin embargo, Julio César García, diputado del Centro Democrático, afirma que lo ocurrido en el plebiscito fue un triunfo de la ciudadanía. “Ha ganado la democracia”, añade García, quien también expone que lo que viene para Colombia es que “vamos a tener un país unido en donde todos los actores políticos en realidad estaremos  reunidos  trabajando en pro de la paz estable y duradera que necesita el país”.

La decisión del pueblo colombiano fue sorpresiva, pocos esperaban el rechazo al acuerdo de paz, incluso las encuestas y los analistas políticos presagiaban  que  el Sí, sería el gran vencedor.

Ante un panorama incierto, politólogos, analistas políticos y diversos personajes de la política colombiana vislumbraron dos opciones claves.  Una de ellas  radica en  pensarse  la vía de la renegociación de los acuerdos, y la otra  convocar a una a una Asamblea Constituyente. Esta última, según lo explica la abogada Jenny Marcela Trejos, coordinadora del Observatorio de Dignidad Humana,  sería  una decisión muy compleja y peligrosa. “Hablar de una constituyente es hacer unas reformas a la Constitución, es abrir el  marco jurídico, es peligroso porque estamos en un estado de alerta, de desconocimiento y apatía,  es poner en la mesa  todos los derechos fundamentales y negociarlos, eso no se puede, quedaría la decisión en manos de unos pocos”.

Trejos concluye que lo mejor es la renegociación, “que se sienten los representantes del No, los del Sí y los representantes de las Farc y reevalúen los acuerdos. El No, no fue a todo el acuerdo, fue a algunos puntos, debe evaluarse lo hecho  y  retomar lo que fue bueno”.

Para  García, el Centro Democrático fue claro en su decisión de reabrir algunos puntos con los que no estaban de acuerdo, enfatiza en que “debe existir una reformulación en puntos como los tribunales de justicia, el tema de las tierras y el mínimo de cárcel,  solo así se logrará un acuerdo menos imperfecto”.

Ante esta decisión, Colombia ha quedado sumida en la incertidumbre y la división sobre el rumbo que debe tomar frente  a la terminación de un conflicto que se ha postergado por más de medio siglo.

Por su parte el presidente Juan Manuel Santos, a través de un mensaje que fue televisado, ratificó su decisión de  seguir luchando por la paz de la nación: “No me rendiré, seguiré buscando la paz hasta el último minuto de mi mandato”.

 

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top