ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Nación

Plebiscito: Valle dijo SÍ pero el resultado fue NO

El Valle del Cauca fue una de las zonas del país que le dijo Sí al acuerdo de paz pese a los resultados obtenidos el pasado domingo. Con una votación cerrada de 633.329 por el SÍ, sobre  574.237 por el NO, los vallecaucanos apoyaron la intención del presidente Santos de materializar los acuerdos firmados en La Habana, el pasado 26 de septiembre.

Si bien las diferencias son mínimas entre una posición y otra, cabe resaltar que el abstencionismo que se vivió a nivel nacional y que fue del 62%, también forma parte de la conclusión final de la votación. En el Valle del Cauca, de las 3’401.889 personas habilitadas para votar, solo 1’228.878 salieron a las urnas, dando como resultado final, una participación del 36,12% de la población, según cifras de la Registraduría Nacional del Estado Civil.

Gloria Marcela Hernandez, politóloga de la Universidad del Valle, afirma que esta no fue una victoria contundente para el Valle, ya que la diferencia con respecto al NO, deja en entredicho este logro.

Los municipios que dieron su voto positivo fueron: Buenaventura, Jamundí, Cali, La Cumbre, Yumbo, Vijes, Palmira, Pradera, Florida, El Cerrito, Guacarí, Buga, San Pedro, Sevilla, Andalucía, Bugalagrande, Zarzal, Ulloa y El Cairo.

noticias-instagram

Por otra parte, los municipios que rechazaron lo pactado en el acuerdo de paz fueron: Dagua, Candelaria, Restrepo, Calima, Yotoco, Ginebra, Ríofrio, Tuluá, Trujillo, Bolívar, El Dovio, Roldanillo, Versalles, La Unión, La Victoria, Obando, Argelia, Toro, Cartago, Ansermanuevo, El Aguila, Alcalá, quedando el Sí con un porcentaje del 52,44 % sobre el No con un 47,55%, del 1.228.878 sufragantes del Valle del Cauca.

Analistas consultados por Realidad 360, afirman que la votación por el NO y que dejó una mínima brecha en el Valle, se vió reflejada en los municipios conservadores de la región y en  zonas protegidas por políticos tradicionales y empresarios del Norte del Valle, que mantienen una posición opuesta a los acuerdos de paz pactados.

Así como la percepción negativa de los habitantes gracias a los hechos ocurridos históricamente, como la ocupación guerrillera y paramilitar principalmente en el centro y norte del Valle del Cauca, apropiación de la tierra, y crímenes perpetrados como asesinatos, desapariciones, el secuestro y posterior asesinato de los diputados del Valle, y el secuestro de La María o del Kilómetro 18, entre otros.

Pese a esto el Valle del Cauca le dijo SÍ al acuerdo de paz, las zonas más afectadas por el conflicto como Buenaventura, Florida, Buga y Pradera, entre otros, dieron su voto de confianza a los acuerdos pactados en La Habana, siendo Buenaventura el municipio que más votos dio por el SÍ en las elecciones, en total el 70,66% de la población del municipio.

La politóloga Hernández afirma que la participación positiva del Valle del Cauca obedece también a la forma como desde la Gobernación del departamento se afrontó la campaña por el Sí, así como los lazos de solidaridad existentes, gracias a la participación activa de organizaciones que lideran la promoción y defensa de los derechos de las víctimas del conflicto armado en la región.

En Cali, las votaciones cerraron con un saldo del 54,27% por el SÍ y un 45,72% por el NO, demostrando los caleños su apoyo al acuerdo de paz, aunque con una participación del 36,40% sobre el total de ciudadanos habilitados para votar, como lo afirma la Registraduría Nacional del Estado Civil.

El Valle dijo Sí pero el resultado fue No

A las 5:00 de la tarde del domingo, la registraduría había cumplido con el 90% del escrutinio a nivel nacional dando como resultado parcial el NO al plebiscito convocado por el presidente Santos, este resultado a pesar de ser muy reñido y por ende no definir una victoria contundente para el NO, fue lo que democrática mente dijeron los colombianos al respecto.

“El miedo o sentimiento anti FARC que tienen muchos colombianos es una posible respuesta. Por otro lado, creo que muchos votaron por él NO con la mejor de las intenciones, pensando que el acuerdo era susceptible de mejora,  y al mismo tiempo lo que ocurrió fue una campaña de desinformación impresionante”,  afirma Hernández.

Por otra parte, explica que  la pedagogía tardía del Acuerdo de Paz tuvo una importante implicación en los resultados- “Si bien existía información sobre los avances del proceso disponibles a la comunidad, estos no tuvieron la relevancia necesaria hasta que todo estuvo acordado, un mes antes de la votación”, agrega la polítologa.

Los partidos políticos tampoco tuvieron una participación representativa en la pedagogía de la paz, según Hernandez, la campaña de algunos partidos se dio más en la palabra que en la participación. “Campaña fuerte sólo la hizo el Partido de la U, fue una campaña solitaria, algunos apoyos del partido liberal y nada más”, dice.

Se estima también la posibilidad de que este voto negativo y posiblemente pasional por parte del 50,21% de la población colombiana, pueda estar movilizado por personas con intereses para los cuales la materialización del acuerdo de paz fuera un obstáculo, especialmente en los temas relacionados con la verdad y la restitución de tierras.

Diferentes posiciones se tienen en las calles, con respecto al resultado de la votación que tuvo lugar el pasado domingo, posiciones como ‘Queremos la paz pero no así’ son las que comentan los ciudadanos que no están  conformes con diferentes puntos del acuerdo y añaden en sus argumentos que es necesario que exista una reforma en estos  y que los ciudadanos sean tenidos en cuenta para la realización de un nuevo acuerdo de paz que incluya la voz de todos los colombianos.

3 Comments

  1. 4 Octubre, 2016 en 10:40 am

    Te amo hija.beso y abrazo

  2. 4 Octubre, 2016 en 10:43 am

    Faltó mucho apoyo para que todos entendieramos la importancia del asunto.

  3. 7 Octubre, 2016 en 8:42 am

    52 años de dolor, no se pueden borrar con la conformidad de la mitad de los Colombianos, hacia un proceso donde no todos están de acuerdo por algunos puntos que requieren un cambio y aprobación de ambas partes, lo que sucedió hace parte de una gran democracia donde se evidencio el punto de vista del pueblo colombiano, el gran perdedor fue el Si, por el abstencionismo el cual tambien hace parte del desacuerdo de los colombianos al proceso.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 Comentarios

3 Comments

  1. 4 Octubre, 2016 en 10:40 am

    Te amo hija.beso y abrazo

  2. 4 Octubre, 2016 en 10:43 am

    Faltó mucho apoyo para que todos entendieramos la importancia del asunto.

  3. 7 Octubre, 2016 en 8:42 am

    52 años de dolor, no se pueden borrar con la conformidad de la mitad de los Colombianos, hacia un proceso donde no todos están de acuerdo por algunos puntos que requieren un cambio y aprobación de ambas partes, lo que sucedió hace parte de una gran democracia donde se evidencio el punto de vista del pueblo colombiano, el gran perdedor fue el Si, por el abstencionismo el cual tambien hace parte del desacuerdo de los colombianos al proceso.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top