Reportaje

Parques de Guaduales, sitiados por el vicio y el temor

Falta de programas culturales o de uso de tiempo libre de los jóvenes del barrio Guaduales, en el nororiente de Cali, los ha llevado a frecuentar parques del barrio para consumir marihuana.

Estudios sobre consumo de drogas en Cali coinciden en que la población que más accede a los alucinógenos, en especial la marihuana, son los jóvenes.

Édgar Caicedo, subteniente del cuadrante del barrio Guaduales, señaló que los comportamientos existentes en los jóvenes del barrio que llegan a tomar la decisión de consumir se debe a diferentes aspectos. “Los padres no les dedican el tiempo suficiente a sus hijos, así que esto muchas veces los llevan a entrar al consumo  o también  se debe por el grado de curiosidad y las experiencias adquiridas en su lapso de formación y desarrollo de cada joven”, sostiene Édgar Caicedo.

Sin embargo, la soledad en que viven, la falta de atención de sus familiares, la educación incompleta que se da en los colegios, el deterioro en el área de desarrollo humano y el crecimiento personal, son algunos de los elementos que influyen en que la cifra de los drogadictos menores de edad sean cada vez mayor en Colombia.

Por otra parte, el bajo fomento deportivo y cultural en la comuna 6, a la que pertenece Guaduales,  es notable: no hay suficientes escenarios deportivos, recreativos ni culturales que permitan la distracción o interacción de los jóvenes, y a los pocos existentes no se les realiza el mantenimiento adecuado.

Tampoco hay escuelas de formación ni centros de iniciación deportiva, artística y cultural. “Hace falta una capacitación adecuada a los líderes de la comunidad para su empoderamiento sobre estos temas, ya que no existen canales de información y difusión del deporte, la cultura, el arte y la recreación”, menciona César Pinto Tovar, uno de los residentes preocupados del sector.

Esta situación ha contribuido al desaprovechamiento en el uso del tiempo libre de la comunidad y a que se generen problemas de inseguridad, drogadicción y en términos generales, a la división de los habitantes de la comuna 6.

Para Marlen Moreno, especialista en el tema de drogadicción, quien ahora trabaja en el Hospital Siquiátrico Universitario del Valle, esta problemática es bien compleja. “Los jóvenes no deciden entrar al mundo del consumo, porque la drogadicción, farmacodependencia o el abuso del consumo de sustancias sicoactivas no es una decisión voluntaria; de hecho, es involuntaria porque obedece en muchas ocasiones a una enfermedad mental encubierta y esta es una de sus formas de manifestación”, aseguró Moreno.

Guaduales cuenta con una población de 12 530 personas entre hombres y mujeres, con una cantidad aproximada de 4500 jóvenes entre 15 y 25 años. Se estima que un promedio de 300.000 caleños consume de forma habitual sustancias psicoactivas.

La Secretaría de Salud de Cali reveló en 2016 a un medio de comunicación un diagnóstico sobre el consumo de sicoactivos en la ciudad, en el que se concluyó que el 10 % de la población, es decir
242 011 habitantes de los 2 420 114 que tiene Cali, ingiere alcohol o alucinógenos..

Ahora bien, frecuentar los parques de la zona  de Guaduales genera en la comunidad y en especial en los niños, un sentimiento de temor, la incertidumbre y el miedo se apoderan de ellos  cuando se habla de ir a jugar al parque. “Las cifras son preocupantes, cada vez hay más jóvenes en el parque y cada vez hay más niños con temor de ir, estos hábitos de consumo de los jóvenes ha afectado notoriamente el ambiente y la seguridad del barrio”, declara Mirian Gonzales, habitante de Guaduales. Pese a esto, José Hurtado, quien recurre constantemente al parque de este sector y ya es conocido como uno de los jóvenes que consume en este lugar, defiende su interés.

“No nos pueden negar el derecho de consumir, la dosis mínima de marihuana es legalizada ya en el país y además el parque fue abandonado por los mismos niños y habitantes del barrio, nosotros no hemos invadido o llegado a la fuerza a este lugar”, reclamó Hurtado. Si se tiene en cuenta los consumidores que frecuentan este parque, la inseguridad ha aumentado y atemoriza a la población entre 9 – 14 años.

El líder comunal de esa zona, Francisco Gamboa, aseguró que va a hacer todo junto con la policía para acabar con esa situación que está afectando a la comunidad.“Vamos a terminar este problema de raíz porque esto se presta para actos delincuenciales muy graves que después no se podrán controlar, se han presentado muchos crímenes por jóvenes drogadictos”, puntualizó Gamboa.

Otro factor es la disputa entre grupos criminales por el control de la venta de drogas, que ha hecho que la delincuencia en el barrio aumente con frecuencia.“El barrio nunca antes había tenido esos problemas, pero hoy vemos cómo hay zonas determinadas para cada banda y quien no las respete paga con la vida”, cuenta un miembro de la Junta de Acción Comunal de Guaduales.

Por este motivo, los habitantes de la comuna están cansados de vivir esta situación y le piden a la policía hacerse cargo para que esa problemática desaparezca, y tanto ellos como sus hijos estén en un ambiente adecuado que les permita crecer y disfrutar de una sana convivencia.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top