ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Cali

Mueren electrocutados dos pumas en refugio del Dagma

Los animales (Luis y Santiago), habían sido trasladados del refugio Villa Lorena a un hogar de paso de la CVC y el Dagma, administrado por la Fundación Paz Animal.

Mientras se realizaban actividades de adecuación locativa en el hogar de paso de fauna silvestre del Dagma, se presentó el accidente que terminó con la vida de estos animales que estuvieron más de 15 años en el refugio Villa Lorena.

Según Liliana Ossa Zamorano, directora de Paz Animal, explicó que “estábamos haciendo unas labores de soldadura en un sector del hogar cuando ocurrió el desafortunado hecho. Lamentamos enormemente la situación y ya iniciamos las investigaciones específicas con ingenieros eléctricos para tener certeza sobre los sucedido, toda vez que los animales no estaban cerca del sitio de las labores”.

Ante los hechos, dicha entidad manifestó que de manera inmediata reaccionó con su equipo de veterinarios y biólogos expertos prestando a los pumas atención médica de reanimación, sin tener éxito.

Igualmente, Sonia Sierra, directora encargada del Dagma señaló que “como autoridad ambiental protector de los animales silvestres, nuestra institución ha venido trabajando permanentemente en conjunto con ambientalistas, activistas y expertos en el cuidado animal, para realizar esta labor en el hogar de paso que hoy cuenta con 482 animales en proceso de rehabilitación física, nutricional y de comportamiento, con miras de lograr su pronta liberación al medio natural”.

Por otro lado, María Eugenia Gutiérrez, administradora del refugio Villa Lorena, manifestó que “los pumas estaban bien, uno era mochito, pero estaban en buenas condiciones. Se los llevaron, porque supuestamente se iban a ahogar aquí”.

La mujer también manifestó su inconformidad al asegurar que hasta el momento, el Dagma no se ha contactado con ellos para dar una explicación de lo sucedido. Asimismo, señaló que no tenían ni siquiera conocimiento en que hogar de paso se encontraban.

Los animales que habitaban en este refugio fueron sacados del mismo porque las entidades ambientales declararon que la infraestructura del lugar no era óptima para atender especies en recuperación del tráfico ilegal de fauna.

Sin embargo, Gutiérrez, administradora del mismo, aseguró que “uno de los felinos llevaba 19 años en el refugio, mientras otro se encontraba allí desde hace 13 años”.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top