ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Cali

Lavaderos ilegales en Cali despilfarran agua potable

Con el agua potable que desperdician los lavaderos ilegales de Cali se podrían llenar cada mes siete piscinas olímpicas; para contrarrestar este despilfarro, cinco negocios de estos han sido sellados en lo que va corrido de este año.

Empresas Municipales de Cali -Emcali-  ha realizado diferentes operativos en los espacios de vehículos en los que, por más de 10 años, se lavaban carros durante 24 horas los 12 meses del año.

Uno de los últimos operativos se realizó en el barrio Manuela Beltrán en un lavadero que operaba en la calle 112 con carrera 26B. En este lugar se desperdiciaba 5760 metros cúbicos de agua, hecho que arrojó pérdidas para Emcali por $29 millones.

El gerente de Acueducto y Alcantarillado de Emcali, Francisco Burbano, explicó: “El daño se genera a largo plazo, produciendo pérdidas económicas y desperdicio de agua que superan los $86 millones mensuales”.

El funcionario indicó: “Nuestro proceder se ha dedicado a cerrar la válvula que permite el paso de agua, pero los lavadores vuelven a abrir las llaves, produciendo más daños”.

A su vez, desde la Secretaría de Movilidad se explicó: “Por ahora no existe ninguna norma que esté dirigida a castigar el lavado de carros en establecimientos ilegales, nosotros solo hacemos intervención mientras la movilidad se obstaculicé en los espacios públicos”.

Así mismo, el  nuevo Código Nacional de Policía solo contempla realizar acciones correctivas de las personas que modifiquen las redes o las instalaciones de servicios públicos en forma ilegal.

Por ahora, la multa con que son sancionados es de $210.000 y los implicados deben asumir y asistir al pago de los daños causados.

El funcionario Burbano especificó: “Las medidas también se harán a los propietarios de vehículos que frecuenten los lavaderos ilegales”.

Milton Herrera, taxista durante 5 años, manifestó: “Nosotros en ocasiones utilizamos este servicio por la rapidez y porque a veces uno se encuentra cerca a estas zonas y se vuelve amigo de los lavadores, pero no cae en cuenta del desperdicio”.

Sin embargo, el Código Penal Colombiano contempla el delito de defraudación de fluidos, que prevé una pena de privación de la libertad que va de 16 a 72 meses, aunque es excarcelable.

“Aplicarlo tiene una implicación social enorme, porque generalmente son personas de escasos recursos que no encuentran otra opción de trabajo y eso agravaría más el problema, con ellos en la cárcel”, precisó una fuente oficial que pidió reserva de su nombre.

Jhonny Rangel, vocero del gremio de taxistas La Mancha Amarilla, explicó: “Lavar un carro a diario en un lugar autorizado cuesta entre $10.000 y $12.000, por el contrario, en un lavadero ilegal puede costar solo $3000”.

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top