Informe Especial

Informe Especial: la gastronomía y la cultura salsera, jalonan el turismo en Cali

Cali es salsa y gastronomía. En los primeros 5 meses del 2017, la ciudad recibió 183 mil visitantes extranjeros, lo cual representó un aumento del 13% en comparación al mismo periodo del año pasado, según un informe realizado por El Sistema de Información Turística (Situr).

Con los datos revelados por el informe, se destaca un aumento en el turismo para la ciudad, de hecho, el Situr continúa afirmando que Cali sigue siendo el cuatro destino preferido por los extranjeros que visitan Colombia. Solo Bogotá, Cartagena y Medellín la superan.

Cabe mencionar que, para el 2016, Cali recibió 469 mil visitantes del extranjero, evidenciando a su vez un crecimiento del 9% en comparación al 2015.

Frente a la llegada de 183 mil turistas en lo corrido de este año, el alcalde Maurice Armitage comentó que “estamos convencidos que estos visitantes que continúan llegando a Cali van a hacer un aporte valioso en la economía local porque un turista tiene que hospedarse, transportarse, alimentarse, divertirse y en general, consumir ciudad”.

De igual forma, el turismo fue uno de los factores que más creció y se potencializó en la ciudad con la XII Cumbre de la Alianza del Pacífico. Unas 2.000 personas llegaron a la ciudad no solo para asistir a la cumbre, sino para disfrutar del turismo y cultura que en ella se encuentra.

Principales atractivos turísticos de Cali

Sin lugar a duda, la cultura de la salsa sigue llevándose el atractivo turístico principal dentro de la ciudad. Gracias a este movimiento musical, a su historia y su evolución, miles de turistas llegan cada año a la capital del Valle del Cauca, para conocer todo lo concerniente a dicha cultura.

La salsa, catalogada como una de las carácterísticas mas relevantes de Cali y como patrimonio cultural y económico importante, ha logrado que nivel mundial sea reconocida y conserve durante largos años el título de “capital mundial de la salsa”.

Alejandro Vásquez, secretario de Turismo de la ciudad, comenta que “el mayor referente es el componente de la salsa, nada qué hacer, estamos hablando de un tema netamente cultural. Este es uno de los tres productos culturales de exportación que tiene el país, entonces, muchos vienen atraídos por esa cultura de la salsa y por conocer todo de ella”.

El reconocimiento a nivel mundial se ha dado, especialmente, por la representación que orquestas reconocidas del género como Guayacán Orquesta y Grupo Niche, entre otras, han surgido en la ciudad y han brillado en el exterior por medio de giras internacionales, llevando a todos los rincones del mundo la identidad salsera caleña.

De igual manera, muchas de las letras de las canciones de estas agrupaciones, hace alusión a Cali, resaltando los atributos culturales y estéticos de la ciudad; algunas de ellas son “Cali Ají, “Cali Pachanguero”, “Oiga mire vea” y muchas otras que se han convertido en éxitos rotundos.

“En torno a la salsa como tal, hay todo una cultura, todos unos servicios y atracciones complementarios de la cultura salsera como lo son las escuelas de baile, las discotecas las viejotecas, el calzado, el vestuario, los melómanos, los coleccionistas, los instrumentos y los encuentros de bailadores y de bailarines”, manifiesta Carolina Muñoz, gerente del evento Salsa y Sabor de la Secretaría de Turismo.

Por otra parte, el reconocimiento también empezó a forjarse hace muchos años, gracias a plataformas  y eventos de gran importancia como lo son ‘El Festival Mundial de la Salsa’, la rumba del sector de Juanchito  y Menga, y por último y no menos importante ‘La Feria de Cali’, la cual se realiza anualmente en el mes de diciembre.

Esta última, la feria decembrina, se realiza desde 1957 –se lleva a 60 años-. En un primer momento fue una festividad puramente taurina, pero poco a poco se fueron implementando conciertos, shows de artistas, bailarines, orquestas y el reconocido Salsodromo, los cuales brindaban mayor entretenimiento a los ciudadanos y turistas en esta época.

“Parte de lo más importante de la Feria de Cali, en atracción de turistas es el tema del Salsodromo y todas las actividades que giran en torno a la salsa durante este tiempo, como lo son los encuentros de coleccionistas, de melómanos, de vieja guardia, entre otros”, afirma Muñoz.

El sabor de la gastronomía

Por otra parte, Cali refleja en su gastronomía la diversidad cultural que la compone, manifestándose través de la fusión entre sabores de distintas regiones, los cuales han hecho que sea distinguida como un deleite en el arte de la cocina con sus platos y pasabocas típicos como lo son: el tamal valluno, el sancocho de gallina,  el champús, las empanadas, el arroz atollado, los cholados, las macetas, los aborrajados, entre otros.

No obstante, cabe preguntarse si la gastronomía caleña es o no un atractivo turístico para los extranjeros.

Frente a ello, Claudia Ruiz, vicepresidenta nacional de Acodres, comenta que “Cali es una ciudad con gran potencial para turismo gastronómico porque tiene mucha variedad de cocinas, empezando por la cocina local que es la influencia recibida directamente de la cocina europea con los conquistadores, la negra con los esclavos y la indígena que era la local, y de allí salió una cocina muy importante que se ve reflejada en la cocina del vallecaucano”.

Además “Cali cuenta con la industria alimenticia más importante del país. Aquí en la ciudad están asentadas gran parte de las industrias productoras de alimentos como por ejemplo Harinera del Valle, colombina, CasaLuker,  también, está lo de pollos, huevos  y la carne de cerdo. Entonces indiscutiblemente Cali y el valle del cauca tienen un potencial gastronómico para el turismo”, agrega Claudia.

El inicio de la fusión de sabores y cocinas inicia durante la época de esclavitud. Los españoles tenían en su poder a ciudadanos de origen indígena y adrodescendiente, para ese entonces, ellos llegaban a nuestro territorio a través de las primeras navegaciones que se dieron en medio del río Cauca, saliendo desde su país y terminando cerca del departamento de Risaralda.

En esos viajes había una gran carencia de alimentación y los ciudadanos nativos del norte del Valle del Cuaca eran quienes suplían esas necesidades obsequiándoles maíz, yuca y pescado, productos que era la base de la alimentación valluna.

No obstante, luego del primer siglo de colonización, se empezaron a mezclar con distintas culturas gastronómicas y fue en ese momento que se añadió a la cocina el plátano, la grasa para las frituras de los africanos, el arroz de los asiáticos, los cocidos, la sal, la harina de trigo y el aceite de oliva de los españoles colonizadores. Desde ese momento, se derivaron distintos platos que hoy se pueden apreciar en el departamento.

Turismo caleño

El turismo gastronómico ha adquirido mayor importancia debido a la dinamización de la economía de la ciudad, teniendo en cuenta que cada vez más visitantes viajan motivados por la variedad de oferta con la que cuenta Cali.

Según comenta Ruiz en su experiencia, “en el turismo cultural la gastronomía es fundamental, porque a través de la cocina se conoce a la gente, “dime que comes y te diré quién eres”, eso es verídico. Tú en la mesa puedes conocer todo un país porque conoces pisos térmicos a través de la agricultura, de los productos que se usan de la cultura y de cómo históricamente se ha desarrollado la región”.

En cuanto a los gustos y preferencias, debido a la variedad de platos que ofrece la ciudad, los visitantes de otros países pueden deleitarse con un poco de todo, desde lo más dulce, a lo más ácido, salado y amargo.

“A los visitantes les gusta experimentar sabores diferentes a los de sus lugares de procedencia. Particularmente, en el caso del Restaurante Pacífico les gusta mucho el manejo que se le da al coco y las técnicas de cocción que se le da a los guisos de maricos, porque es algo muy propio de la región pacífica, no lo encuentras en otros países. Por ejemplo el coco lo manejan con un sabor dulzón en otras cocinas como la tailandesa y esas orientales mientras que acá en la cocina del pacifico se maneja incluso salado”, explicó Ruiz.

En cuanto a los establecimientos que brindan esa oferta gastronómica, hay una gran variedad de restaurante donde se puede degustar la comida típica caleña, valluna y pacífica.

No obstante, la ciudad cuenta con mayoría de restaurantes de cocina internacional que de cocina regional. Se ha dado a conocer que los lugares que están trabajando por el turismo y que están cumpliendo con la normatividad requerida para tener un establecimiento gastronómico y ser un restaurante turísticamente sostenible, son más escasos en la ciudad.

Ruiz, frente a esta carencia comenta, que “es un proceso nuevo. La gastronomía regional tiene pocos años de estarse valorando, siempre en el colectivo estaba que lo extranjero era mejor pero, la tendencia ahora en el mundo es por el turismo étnico que busca las cosas propias, entonces allí ya empieza a motivar el negocio de las cocinas locales”.

Por su parte, la Secretaría de Turismo de Cali, viene brindado apoyo en el fortalecimiento de los pequeños empresarios de la gastronomía, buscando que estos presten un mejor servicio a propios y visitantes.

Un ejemplo claro de ello se ve con la intervención de los 54 puestos de comida de la galería La Alameda y del apoyo que ahora le brindan a las sevicheras de este sector, que se ubican en la tradicional plaza de mercado.

Vásquez afirma que “ya se puede ver el cambio, tanto en locaciones como en el servicio con el que cuentan los dueños de los puestos de comida de La Alameda. Después de esto, sensibilizamos con nuestro equipo técnico a las ‘sevicheras’ para que fortalezcan su negocio y por ende, mejoren sus ingresos”.

Con ello, desde el primero de agosto, 15 sevicheras, ubicadas en La Alameda, recibirán por parte del Sena una completa y variada capacitación frente al manejo de sus alimentos y fundamentos de BPM (Buenas Prácticas de Manufactura).

“Realmente cuando un turista visita una ciudad donde encuentra una variada oferta local gastronómica, es en las plazas de mercado. Por eso, queremos que estas y su entorno tengan las condiciones adecuadas para recibir a los caleños y visitantes”, corroboró el funcionario.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top