Opinión

Germán Vargas Lleras y su maquinaria política

Aproximándose la recta final de la carrera electoral en Colombia, los candidatos presidenciales utilizan sus últimas cartas para lograr colarse en la segunda vuelta.

Humberto de la Calle con su campaña de la cerveza, en la cual ha invitado a todos los demás candidatos a tomarse ‘una pola con De la Calle’, busca adherir a los bebedores a su campaña.

Gustavo Petro ha estado siguiendo su itinerario, visitando plazas públicas en las cuales ha sido recibido mejor que en su visita a Cúcuta, como en la Guajira. Iván Duque sigue la campaña que su jefe le ha dictado, mientras sectores del Conservadurismo y el Liberalismo se unen a la causa de su jefe.

Sergio Fajardo sigue su campaña visitando las aulas de clase y la academia, intentando convencer a los jóvenes que voten, por él.

Por último, Germán Vargas Lleras activó su maquinaria política, una de las más grandes entre los candidatos, adhiriendo tres partidos a su causa.

Este último caso es el que más sorprende, puesto que a pesar de su baja popularidad en las encuestas, tiene la posibilidad de llegar a segunda vuelta.

Vargas Lleras representa la tradición de la élite política colombiana. Descendiente de una familia que se ha movido dentro de la esfera pública nacional y su larga experiencia por trabajar en varios gobiernos que ha tenido Colombia, lo colocan como uno de los candidatos con más posibilidades de ganarse las elecciones.

Por un lado, Lleras es apoyado de manera incondicional por su partido Cambio Radical, la segunda fuerza del Senado, lo que se esperaba, le diera un empujón en las encuestas, pero no funcionó.

Congresistas del partido de la U han sentado su posición hacia Vargas Lleras, lo que lo clasifica como el candidato del oficialismo. Y sectores del Conservadurismo han ratificado su apoyo al candidato de ‘centro derecha’.

Sin importar este apoyo, la popularidad de Lleras no ha despegado. Sigue por debajo de Duque y Petro, y en algunas encuestas, por debajo de Fajardo.

El politólogo John Freddy Bustos menciona que esto se debe a una cuestión de maquinarias. “Los líderes regionales como Roy Barreras, Dilian Francisca Toro, Mario Benedetti y otros líderes que están con Vargas Lleras, representan la intención de voto real”.

“Aunque este apoyo no mueva su popularidad y siga caído en las encuestas, lo que cuenta al final son las maquinarias regionales, las cuales aportan una intención de voto que los estudios electorales no pueden percibir”, agrega Bustos.

Asimismo, Bustos considera muy probable que el escenario de segunda vuelta esté entre Vargas Lleras e Iván Duque. “Los otros candidatos deben cambiar sus estrategias para intentar deshacer el miedo que han metido con Iván Duque e intentar saltar la maquinaria de Lleras”.

Por su parte, el politólogo Juan David Rojas piensa que el discurso del Centro Democrático “ha fragmentado al electorado en dos polos: El miedo a Petro, que llevaría a muchos electores a elegir a Duque, y los seguidores de Petro, no se permiten otros espectros, o es lo que han demostrado las encuestas”.

“Sin embargo, viene detrás Germán Vargas Lleras con toda una estructura política montada y esto no lo perciben las encuestas, pues lo que se mide son votos de opinión, votos no materializados, lo que abre la posibilidad de que Lleras llegue a segunda vuelta”, agrega Rojas.

Se puede decir que la baja popularidad de Lleras se debe a su actitud frente a temas como el proceso de paz, con el cual fue muy ambivalente. Sus actuaciones en público, como el tan sonado coscorrón a uno de sus escoltas y su representación de la tradición política colombiana, han logrado despertar cierto recelo hacia su candidatura.

No obstante, en palabras de Rojas, “las encuestas no dejan ver la diversidad poblacional colombiana, puesto que en su mayoría no toman en cuenta al campesinado, ni a las comunidades afro, ni a los indígenas. Lo que realmente muestran es un espectro muy limitado de la sociedad colombiana sin dejar ver la intención de voto de gran parte de la población”.

Las campañas continuarán hasta el 27 de mayo mientras más grupos políticos se unen a la campaña de Vargas Lleras, tales como el movimiento Unión con Fortaleza, conformado por  soldados retirados del ejército, que le aportarían más votos. Esta fue la cuota de su fórmula vicepresidencial, Juan Carlos Pinzón, quien tiene mucha cercanía con las fuerzas militares.

Será el día de las elecciones cuando se resuelva si la intención de voto mostrada por las encuestas será la que defina el futuro de la segunda vuelta, o si las maquinarias políticas influenciarán el voto real, tal y como pasó en el plebiscito.

 

 

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top