ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Nación

Denuncian ante la Corte Interamericana de DD. HH. la vigencia del paramilitarismo en Colombia

Denunciantes declararon que en 2016 van 54 agresiones contra líderes sociales, 13 de los cuales han sido asesinados.

Seis organizaciones denunciaron ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) la “nueva fase” del paramilitarismo en Colombia, como es el caso del Clan Úsuga, quienes han producido 54 agresiones contra líderes sociales, de los cuales 13 han sido asesinados.

Danilo Rueda, abogado integrante de la Comisión de Justicia y Paz, hizo referencia a los hechos que pasaron el fin de semana en el marco del reciente paro armado, decretado por las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC).

Asimismo, el dominio paramilitar en 82 barrios de Buenaventura; la presencia de más de 300 paramilitares en el Bajo Atrato, quienes se paseaban por diferentes retenes militares, y la libre movilidad de por lo menos 200 hombres armados y vestidos de camuflado en Putumayo, a escasos metros de una base militar financiada por los Estados Unidos.

El Clan Úsuga surgió luego de la desmovilización de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), las cuales en el 2006 realizaron un acuerdo de dejación de armas con el gobierno del expresidente Álvaro Uribe Vélez.

“Los hechos del ‘paro armado’ involucraron asesinatos, quemas de autobuses y paralización de personas en el norte del país. Esta es la muestra de la continuidad del paramilitarismo”, apuntó Alejandro Malambo, miembro de la Comisión Colombiana de Juristas de Colombia.

Franklin Castañeda, presidente del Comité de Solidaridad con los Presos Políticos (CSPP), dijo que en el año 2015 fueron intimidados 682 defensores de derechos humanos, de los cuales 63 fueron asesinados.

Además -agrega-  las investigaciones realizadas durante ese tiempo dan como autores responsables a los grupos paramilitares con el 66 % y 7 % por parte de agentes del Estado, mientras que los delitos cometidos por las agrupaciones guerrilleras llega al 0,5 %.

“De acuerdo con la Defensoría del Pueblo, en 27 de los 32 departamentos de Colombia hay presencia de grupos paramilitares, y en Cauca, Santander, Putumayo, Antioquia, Arauca, Atlántico, Chocó, Córdoba, Cundinamarca, Meta, Norte de Santander, Sucre, sur de Bolívar y Buenaventura, se han presentado las acciones de violencia paramilitar durante estos primeros meses de 2016”, manifestó Castañeda.

Los denunciantes también enfatizaron en la incidencia de las estructuras institucionales, como la Fuerza Pública, y los poderes políticos y económicos de las regiones para mantener la vigencia del paramilitarismo en Colombia.

“La Fiscalía ha designado 1.355 millones de dólares para los 800 investigadores de las 56.000 investigaciones que cursan contra miembros del ELN y de las Farc, mientras que los procesos contra agentes estatales, políticos y económicos infractores de los derechos humanos, no han contado con igual distribución de recursos humanos, económicos y logísticos”, apuntó Franklin Castañeda.

Durante esta semana se llevaran a cabo 50 sesiones de 20 países del continente ante la CIDH para examinar el panorama de los derechos humanos, entre ellos está Colombia con cuatro audiencias públicas.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top