ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Medio Ambiente

Con control del turismo y compra de tierras se protegerán los páramos del Valle

Al ser considerados como los más importantes de la región, los páramos ‘Las Hermosas’ y ‘Chilí’ contarán con protección especial desde la jurisdicción departamental para evitar su continúo decaimiento siendo estos las fábricas de agua del Valle.

Estas reservas de agua están ubicadas a 3.800 metros de altura sobre el nivel del mar, en el Cerro Pan de Azúcar y proveen el líquido para los municipios de Florida, Pradera, Palmira, El Cerrito, Buga, Ginebra y Tuluá.

Por tal, los alcaldes de estos municipios, la Fuerza Aérea Colombiana y la Corporación autónoma regional del departamento (CVC), el Ministerio de Ambiente, el Instituto Alexander Von Humboldt  y la Gobernación, se unieron para llevar a cabo un plan en el que se comprometen a conservar y preservar estas reservas naturales.

“Las Hermosas es una estrella fluvial muy importante porque aporta gran parte del recurso hídrico para las cuencas del Magdalena y del Cauca. Además de tener gran importancia estratégica desde el punto de vista ecológico y biogeográfico” explicó Brigitte Baptiste, directora del Von Humboldt.

Asimismo, dicha estrategia incluye compromisos como priorizar la adquisición y administración de predios en zona de páramos o colindantes con ellos, para velar por su conservación e invertir y gestionar recursos necesarios para realizar acciones orientadas a la gestión sostenible de nuestros páramos en los planes de desarrollo y planes de vida.

Además, “compromete a trabajar con actores y comunidades que habitan en zona de páramo, proponer acciones conjuntas de gestión y alternativas de trabajo a través de actividades sostenibles; apoyar actividades que permitan conocer, reconocer y gestionar de forma sostenible estos ecosistemas; evitar la ampliación de la frontera agrícola y ganadera del territorio y vigilar y cuidar el bienestar natural, social y ambiental de los complejos de páramos”; explicó Rubén Darío Materón Muñoz, director de la CVC.

Por su parte, Ana María Calapsú líder del cabildo indígena del Cauca afirmó que “debido al impacto que el turismo ha generado en las reservas naturales de la región, los cabildos encargados de las mismas están intentando implementar estrategias de control turístico, por eso algunos han aumentado las tarifas de ingreso a los parque nacionales porque el turista no cuida y esta tierra de agua es la vida de gran parte del país”.

Cabe agregar que en esta zona frailejones, venados, osos, dantas, aves y otras especies dependen de estos complejos de páramos que fueron recientemente delimitados por el Gobierno Nacional y que abarcan 75.301 hectáreas.

“Estos son ecosistemas estratégicos para la vida presente y futura por su capacidad de recibir agua, almacenarla y liberarla gradualmente para abastecer quebradas, ríos y acuíferos, albergando biodiversidad y ayudando a mitigar efectos del cambio climático” aseguró Wilson García, funcionario de la CVC.

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top