Deportes

Así operan los apostadores en el fútbol colombiano

“Primero hacen las apuestas, luego contactan a los jugadores”. Este es el inicio del último mal del fútbol mundial: las apuestas, que cada vez se intensifican en amaños a partidos y árbitros de fútbol. La sombra de los apostares vuelve a surgir, y esta vez, en el país.

Según un investigador de la Fiscalía, “las apuestas son de una agilidad asombrosa: apuestan y luego se contactan al jugador, ofrecen dinero e incurren en la petición”. Ya se conocen algunos antecedentes del fútbol colombiano, especialmente en equipo chicos o de media tabla.

El investigador añade que los jugadores “incurren, en el transcurso del partido, para que simulen faltas o penaltis para asegurar su monto acordado con los apostadores”. El monto que manejan está entre los 8 y 10 millones de pesos por apuesta.

Cabe señalar que estas apuestas salen de casas internacionales cuyo interés es netamente económico. “Hay casas de China o de Inglaterra que interfieren en las apuestas. Solo quieren obtener patrimonio, sin importar el juego que sea”, dice el funcionario.

“Es más fácil que un equipo chico cambie los papeles de un juego que uno grande que es más complicado”, asegura.

Según el árbitro aficionado Duvier Muñoz, las apuestas siempre han existido, pero se han intensificado con el tema de internet. “Hoy puede existir miles de páginas donde el apostador puede jugar a las probabilidades, generando todo una industria”.

Hoy, cada apostar tiene su estrategia para apostar. Como es fútbol, siempre es efectiva y funcionar. Son resultados y el público conoce de fútbol, tiene experiencia, habilidad y práctica, y algo de suerte.

(Nota publicada el 4 de octubre del 2017)

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top