Nación

Análisis. Facebook, ventana de la polarización política en Colombia

Las redes sociales se han convertido en espacios donde los usuarios pueden dar a conocer sus opiniones y retro alimentar las opiniones de otros. Este es el caso de Facebook, una red social que permite el debate a partir de réplicas directas entre personas.

No obstante, estos debates se ven influenciados, más que por el análisis, por sentimientos y pasiones muy arraigados a la construcción mental e ideológica de los usuarios, por lo que en un momento coyuntural, como las elecciones, Facebook se convierte en un campo de guerra.

Lo anterior se puede evidenciar directamente en el contexto colombiano, cuando en las redes ciertas figuras públicas generan polémica a partir de sus comentarios o noticias relacionadas con estos.

Es innegable que ahora en época de elecciones y el momento coyuntural del posconflicto, el país se ha polarizado en dos grandes bandos que se mencionan todo el tiempo en los comentarios de Facebook: ‘Los uribestias’ y ‘los castrochavistas’.

Para el politólogo John Freddy Bustos “las personas que comentan y agreden en las redes sociales, lo hacen porque sus ídolos y las personas a las que siguen, no hacen nada más que atacarse entre ellos, bajando el debate público, sin mostrar propuestas claras, lo que se replica en el imaginario de sus seguidores”.

Pierre Omidyar, fundador de Ebay, realizó una investigación que concluyó que “Facebook fomenta la hipersegmentación ideológica, el separatismo y la polarización de la opinión pública, lo que origina un deterioro de la calidad democrática”.

Esta capacidad de Facebook, de no llevar el debate más allá de las emociones y acusaciones entre candidatos, ha servido para que estos logren manipular la opinión pública sin una razón de fondo.

Somos una sociedad violenta

Para el sociólogo Camilo Lozano, “la sociedad colombiana históricamente ha sido una sociedad violenta. Se han presentado siempre la misma división entre la población, en un principio fueron federalistas contra centralistas, luego liberales contra conservadores, paramilitares contra guerrilleros y ahora uribestias contra castrochavistas”.

Agrega: “La pelea en las redes sociales solo es el reflejo de una sociedad que ha estado divida por mucho tiempo y para cambiar esto se necesita un proceso social bastante largo, que por lo menos ya lo estamos empezando con darle participación política a quienes hacían violencia para mejorar las condiciones del país”.

Para Sebastián Illera, asesor de redes sociales, “Facebook es una plataforma que te permite expresar con pocas probabilidades de ser censurado, por lo que los usuarios desahogan su rabia e inconformidad social a través de esta plataforma. El problema es cuando los que se están desahogando se encuentran en una noticia, como por ejemplo, la reciente investigación en contra de Álvaro Uribe, debajo de esa noticia se evidencia quienes lo defienden y lo idolatran, llamando a quienes lo acusan de ser guerrilleros y narcoterroristas”.

Illera añade que quienes repudian a Uribe “llaman paracos y uribestias a quienes lo defienden, cerrándose en dos matices que niegan que todos hacemos parte de una misma sociedad. No obstante esos que se acusan en redes, comparten los mismos servicios de salud, transporte y educación pésimos que se ofrecen desde el gobierno, lo que deja en evidencia que la pelea no trasciende de lo virtual”.

Legión de idiotas

El fallecido filósofo italiano Umberto Eco, en una entrevista para el diario La Stampa, sentenció “Las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que primero hablaban sólo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad. Ellos rápidamente eran silenciados, pero ahora tienen el mismo derecho a hablar que un premio Nobel. Es la invasión de los imbéciles”. Lo anterior, deja entrever que en las redes sociales los comentarios van ligados a la emoción más que al análisis concienzudo de las situaciones, hecho que aprovechan los manipuladores de opinión pública para genera más división.

En este orden de ideas John Freddy Bustos piensa “que las elecciones van a estar enmarcadas en todas estas campañas que apelan a la emoción. Ya vimos a De la calle en Facebook tomando cerveza con Darcy Quinn, lo que generó reacciones de repudio y otras de admiración, aumentando la popularidad del candidato. Realmente se debe esperar si estas estrategias a través de redes trascienden a votos reales”.

La sociedad colombiana debería ir más allá de sus diferencias ideológicas, escuchando y entendiendo al otro, sin replicar las peleas de sus gobernantes que nos han tenido sumidos en violencia desde la conformación del país, pero para eso habría que aprender a diferenciar entre manipulación y la opinión propia.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top