ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Cali

La Torre de Cali, un coloso de las alturas

Se ve desde Pance, desde La Flora, desde San Antonio y a veces desde cualquier barrio del oriente. Se trata de la Torre de Cali y sus 45 pisos, un edificio de 185,5 metros de altura y 211 metros con las antenas que acoge. Un coloso de las alturas que se inauguró hace 32 años, en 1984. Hoy, es el tercer edificio más alto del país y el octavo en Suramérica.

Se ubica a orillas del río Cali y su dirección es sobre la Avenida de Las Américas, en el barrio Versalles. Tiene la categoría de rascacielos. El arquitecto fue Jaime Vèlez, con la colaboración de Julián Echeverry, fueron los artífices de la megaobra.

La Torre de Cali, además, tiene 5 niveles de sótano de parqueaderos, que supera los 3.500 metros cuadrados; centro de oficinas y un hotel 5 estrellas que lleva su nombre y que se inauguró en el año 1988. Su mirador, en el piso 45, es un clásico para la vista de toda Cali. Allí, su espacio alcanza los 43 metros cuadrados y los vientos superan los 80 kilómetros por hora en horas de la tarde. Su altura da para que haya una estructura con numerosas antenas repetidoras para empresas de comunicación.

Hoy, la Torre de Cali es uno de los símbolos más representativos de la ciudad. Aloja diversos bancos y compañías financieras, además de restaurante, salón de eventos, bar, casino, agencia de viajes, discoteca, entre otras empresas. Se ha destacado por ser destino turístico de diversos viajeros e incluso, se ha adaptado como centro deportivo para la competencia de ascenso vertical con el objetivo de lograr el subir en el menor tiempo posible los 41 pisos (que compone el ascenso) y los 863 escalones, lejos de los 1.567 que tiene el Empire State, en Nueva York.

Según el urbanista Juan Marchant, “Gonzalo Echeverry, dueño del lote donde se encuentra la torre, quiso hacerle un regalo a Cali, construyendo el edificio más alto de la ciudad y lo logró, convirtiéndolo en un ícono”.

Braulio Melo, uno de los obreros que trabajó en su construcción, recuerda con nostalgia los días que vivió en la obra realizada por la compañía Pinsky: “trabajé en la construcción durante 26 meses, iniciando desde el quinto piso, éramos como 200 obreros. Habían muy buenas medidas de seguridad que nos permitieron que no se presentaran mayores daños”, recuerda.

El horario –dice Melo- era de 8 horas diarias “pero a veces nos dejaba más tiempo para cumplir con la fecha de entrega. Cuando llegábamos debíamos marcar reloj y nos tocaba subir en un andamio de a 10 personas hasta el piso 37 y si no éramos puntuales nos devolvían a la casa sin ningún pago”, memoriza.

Uno de los más datos que más sorprende es el sistema antisísmico que se encuentra en la base de la torre, con alta tecnología para la época en que se construyó, especialmente porque el departamento vallecaucano está ubicado sobre la falla de Atrato. Este fue elaborado por la compañía del ingeniero Roberto Caicedo, siguiendo las normas de sismo resistencia de California para amortiguar el movimiento de la edificación en caso de fuertes movimientos, haciendo que se balancee como vaivén.

El icónico edificio ha dado para todo. El pasado, por ejemplo, una empresa de bebidas energéticas sorprendió a los caleños: varias mujeres se lanzaron, sujetadas por delgados hilos, la modalidad de Rapel. Las mujeres salieron ilesas a la vista de todos los transeúntes.

El administrador del rascacielo, Fernando Ramírez, expresa que el helipuerto diseñado en la azotea del edificio se dejó de utilizar hace más de una década debido a los fuertes vientos que se presentan en la ciudad en horas de la tarde, principalmente.

“Estos se propagan de forma descendente desde la cordillera Occidental y por lo tanto impedían el aterrizaje seguro de los helicópteros, también motivo por el cual la limpieza de los vidrios se realiza 3 veces al año y mayormente en horas de la mañana, entre 5 y 11 de la mañana”, dice Ramírez sobre este ícono caleño.

 

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top