ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Opinión

Jaime Garzón: resistencia, contra conducta y hegemonía

La muerte de Jaime Garzón, la madrugada del 13 de agosto de 1999, se sumó a una larga lista de personajes que cambiaron la historia de Colombia desde la crítica y el periodismo. Un país lleno de personajes corruptos y con una fuerte manipulación mediática. Lograr una transformación social es difícil, pero Jaime Garzón es el mayor exponente para los futuros periodistas y su asesinato mostró el peso que hay que pagar por hablar con la verdad.

Según M. Foucault, las relaciones de poder se encuentran divididas en: la resistencia, la contra conducta y la hegemonía. La resistencia se opone al poder hegemónico, no como condición de desigualdad, si no desde un lugar paralelo. Por otro lado, la contra conducta, genera acciones que rompen los esquemas tradicionales de poder y finalmente la hegemonía, que es el dominio total del poder. El autor busca revelar la verdad del poder, no solo el poder físico, si no el poder simbólico.

En esas relaciones, la resistencia, en el caso de Jaime Garzón se refleja la resistencia en la parcialidad de su discurso, quien se mostró interesado en logra la paz en Colombia, independientemente de un partido político, también, en disminuir la corrupción y los índices de violencia. Este personaje no solo ejerció su poder mediático desde sus intereses personales, es decir, su discurso estuvo enfocado en una acción colectiva, donde descubrió varias problemáticas en Colombia e intento resolverlas por medio del humor, el sarcasmo, la buena información y a educación.

Garzón trató de solucionar estas problemáticas y lograr un cambio social, hoy en día es un personaje exponente del buen periodismo, un periodismo basado en la búsqueda de la verdad. Por otro lado, tradujo la constitución política a la lengua indígena, esto mostraba su interés en educar a la comunidad.

Irreverencia y verdad

En la contra conducta, otra de las relaciones, por ejemplo, se encuentra un personaje irreverente, quien se salía de los esquemas tradicionales, un personajes que propuso un periodismo distinto, sin respetar los interese personales de absolutamente nadie. Garzón estaba en busca de la verdad, de informar y educar a partir de esta.

También fue uno de los periodistas en plantear el humor como el mejor medio para decir la verdad. Rompió ese ‘respeto’ de periodista a funcionarios públicos ya que el planteaba que ellos estaban para servirle al pueblo y servirles de manera correcta. Veía a Colombia como una hacienda donde los mayordomos eran los políticos.

Además, les recordaba a los colombianos que eran ellos los que dirigían el país, es decir, tenían el poder de escoger quien los gobernaría. Por lo tanto, concientizaba a la gente sobre su voto y su participación en los sucesos más importantes.

Para algunas personas esta contra conducta, no fue más que las acciones de un bufón, un chistoso lleno de caricaturas, pero nunca se reconoció su lucha por la paz, su devoción por la lectura, su formación progresista y su lealtad por la gente.

Asesinado y ultraderecha

Por su parte, en la hegemonía, en este caso se representa en la oligarquía del país, donde los colombianos han sido gobernados por los mismos durante años. Colombia no ha tenido un sistema de gobierno diferente, al parecer a los Colombianos, los cambios le generar terror.

Esta hegemonía también se encuentra reflejada en el asesinato Garzón, ya que fue asesinado por el paramilitarismo, quienes se encuentran aliados con la política ultraderecha, es decir, el paramilitarismo es el Ejército negro de la ultraderecha. Pero no supo medir el alcance criminal de esta hegemonía del poder, quienes también lograron infiltrar al DAS para desviar la investigación de este crimen de Estado.

El poder simbólico, se refleja en las amenazas de muerte que recibió en sus últimos años de vida. Este poder ha sido ejercido durante años para callar voces y controlar masas, también, el poder simbólico se encuentran en los medios de comunicación, un individuo fácilmente puede ser amado u odiado por los colombianos en menos de cinco minutos. Además, de ser una comunicación que no incentiva el pensamiento crítico ni la participación ciudadana.

El poder físico se ve reflejado en su asesinato, finalmente callaron su vos. Este poder, con ayuda de armas y ejército, controla todo un estado y regula el comportamiento y el pensamiento del individuo.

Ver y Oír

Este se refleja en el comportamiento y el discurso de Jaime Garzón. Como se mencionaba con anterioridad el discurso de Jaime siempre fue parcial, donde primaba los intereses colectivos y cada acción estaba en pro a una trasformación social.

Garzón utilizaba su simpatía para relacionarse con los demás y tener conocimiento de sus asuntos de interés, así mismo, su comportamiento era alegre, espontaneo y carismático, esto lo ayudaba de manera positiva para ingresar de forma a rápida a donde quisiera llegar.

Su actuar, siempre fue desde la verdad y la imprudencia, esto fue lo que ocasiono su asesinato, ya que en su comportamiento y discurso no media los alcances del poder colombiano.

En sus entrevistas utilizaba personajes no solo con un sentido de humor, si no como estrategia para llegar de manera más fácil a sus entrevistados. Estas estrategias funcionaban por que hacían que ellos se sintieran más cómodos para hablar y esto aportaba de manera positiva, ya que el obtenía más información verídica, desde la espontaneidad de sus entrevistados.

Diálogo y debate

Es conocer y descubrir lo oculto del otro y un mecanismo de control. Con Garzón se refleja en las cenas que el realizaba cada jueves de 6 a 10 pm, donde siempre había pasta y vino. Jaime invitaba a personajes diversos y abría espacios de dialogo entre ellos. Estas cenas no solo estaban en pro de llegar a un acuerdo o a que los invitados confrontaran sus ideales, estas cenas Jaime las programaba para conocer más a sus invitados y presenciar los debates, de esta forma conocer mejor su pensamiento y obtener más información.

La racionalidad lógica, él la plantea por medio del dialogo y el debate. Cuando la discusión se acaloraba y el ofrecía más vino, de esta manera contralaba un poco la situación. Por otro lado, como estrategia de descubrir al otro, Jaime en su casa no era el centro de atención, el centro de atención eran sus invitados.

Se ejerce para cuidar sus intereses. En este caso, se refleja en las amenazas que recibía Jaime Garzón, todo esto con el fin de cuidar intereses políticos y económicos, finalmente se muestra en su asesinato.

También, en los medios de comunicación, quienes deciden que se le puede mostrar al país, de esta manera, cuidan sus intereses y lo de sus patrocinadores.

Se refleja como método de conductismo, donde no solo se le muestra a un individuo lo que se puede o no hacer, si no que a toda un grupo de personas. En el caso de Jaime Garzón se refleja en su asesinato.

¿Quién era Jaime Garzón?

Nació en Bogotá el 24 de octubre de 1960 y fue asesinado el 13 de agosto de 1999. Fue pedagogo, abogado, humorista, activista, actor y mediador de paz. Fue alcalde menor de Sumapaz, durante la administración de Andrés Pastrana. Muerto por dos sicarios cerca de los estudios de la emisora Radionet, que dirigiría Yamid Amat y donde era regular comentarista. Frente al homicidio de Jaime Garzón, hasta el momento solo ha sido condenado el comandante paramilitar Carlos Castaño, quien lo juzgaba de guerrillero por participar en los procesos de paz en Colombia, también, por confrontar directamente a los políticos de derecha del país.

Wendy Sinisterra y Elkín Fabián Ríos

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top
?>